La Roger Hatchuel Academy terminó el sábado con todo

(INTERNACIONAL – Enviado especial a Cannes, Francia) – Con un emotivo almuerzo en una de las playas privadas de Cannes, la Roger Hatchuel Academy puso fin el sábado a sus siete días de clases de primerísimo nivel mundial. La semana había cerrado esa misma mañana con una clase exclusiva nada menos que de John Hegarty, de quien podría afirmarse sin temor a gran equivocación que es el director de arte más importante de la historia de la publicidad inglesa, y al mediodía hubo diplomas, abrazos y lágrimas. Y un solo medio presente: PRIMER BRIEF.


Después del almuerzo todos quisieron posar con sus diplomas y con el Mediterráneo de fondo: de izquierda a derecha, arriba, Ermolay Romanoff (Rusia), Giovanni Rozo (Colombia), Renato Freire (Brasil), Josemari Lorenzo (Filipinas), Jorge Quirós (Costa Rica), Lakmini Gayathri (Sri Lanka), Giuseppe Cali (Italia), Hitoshi Shimizu (Japón) y Leo Scheichenost (Austria); abajo, Tomas Kresnicka (República Checa), Alexander Rehnby (Suecia), Eri Miyagi (Estados Unidos), Marisa Lim (Estados Unidos), Hyewon Hyun (Corea del Sur), Monish Parikh (India), Alice Mihalache (Rumania), Noelia Dorado (España), Andrei Niculescu (Rumania), Paola López Díaz (Colombia), Clive Challis (director de la RHA, semitapado), Nahomí Sánchez (República Dominicana), Guillermo Castillo (República Dominicana), Nastassja Díaz (México), David Sobrinho (Portugal) y Amélie Mulliez (Francia).

 
POR IGNACIO RODRÍGUEZ (Desde Cannes)
Redactor de PB
(Fotos: Google y CannesLions Press)

 
La Roger Hatchuel Academy tuvo el sábado el cierre que merecía.

Primero, con un personaje inesperado y admirable como Amir Kassaei, director creativo mundial de DDB que, cuando quiere, también puede ser polémico, como lo prueba esta nota del portal español Marketing Directo. Kassaei, según su estilo eternamente apurado, les habló a los chicos durante unos pocos minutos; luego recibió sus preguntas y los dejó maravillados.

Segundo, con una leyenda viva como Sir John Hegarty, que a sus 68 años es el único creativo publicitario con título nobiliario y el director de arte más importante de la historia de la publicidad inglesa. Hegarty simplemente se enfrentó a los estudiantes de la RHA con la propuesta de que le hicieran preguntas, a las que respondió con la mejor predisposición durante algo más de 40 minutos (*).

Y finalmente con el almuerzo de entrega de diplomas y cierre oficial, al que corresponde esta pequeña galería que ilustra el momento en que los estudiantes llegados de Iberoamérica recibieron su certificado de asistencia de manos de Clive Challis, el tutor de la Academia (a esa hora, el decano de la RHA, Rick Boyko, ya había emprendido el regreso a su país, Estados Unidos).


De izquierda a derecha, Stephanie Chaloka Rivera (Puerto Rico), Nastassja Diaz (México), Jorge Quirós (Costa Rica) y Giovanni Rozo (Colombia).


De izquierda a derecha, Natalia Salas (Costa Rica), Renato Freire (Brasil), Isabel Vieira Lopes (Brasil) y Paola López Díaz (Colombia).


De izquierda a derecha, Nahomí Sánchez (República Dominicana), Guillermo Castillo (República Dominicana), Noelia Dorado (España) y David Sobrinho (Portugal). Estos cuatro estudiantes no tuvieron listo su diploma para el sábado y posaron con el de un estudiante nigeriano que nunca pudo llegar a la Academia por problemas de visado.

(*) Las dos clases, la de Kassaei y la de Hegarty, fueron demasiado ricas y merecerán una nota especial en PB en los próximos días.


HABRÁ MUCHO MÁS

Las clases de la Roger Hatchuel Academy y, en general, todo el material generado por el Campeonato Mundial de la Publicidad de Cannes es demasiado, en cantidad y en calidad, como para pretender ya haberlo liquidado en la semana que dura el Festival.

Por eso, para no dejar nada sin comentar, sin mostrar o sin analizar, PRIMER BRIEF propone y promete a sus lectores que durante las próximas semanas seguirán apareciendo con cierta frecuencia nuevas crónicas, lecturas y análisis de todo lo ocurrido en la Costa Azul entre el domingo 17 y el sábado 23 de este mes de junio de 2012. ¡Los muchísimos lectores que no tuvieron el enorme privilegio de estar allí lo merecen!

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *