Seba Wilhelm: “No tengas miedo de hacer un aviso malo, sino de hacer uno que sea sólo bueno”

(ARGENTINA) – Sebastián Wilhelm, graduado en La Fundación, ex director creativo de Agulla & Baccetti y actual co-titular de Santo, te da algunos consejos para el temible y ansiado momento de armar tu primera carpeta.


Wilhelm: “Vega Olmos me dijo que quería ver cuarenta avisos más en la carpeta, por ejemplo”. (Foto: Gentileza SW)

 
“¿Se fijarán en la calidad de la imagen? ¿En la creatividad del concepto? ¿En el trabajo de investigación? ¿En la dedicación que hay en todos los laburos? ¿Es más importante que cada trabajo esté bueno, y bien hecho, o pesa más la energía y las ganas que muestre al momento de la entrevista?”.

Todo gran creativo fue estudiante alguna vez, y, como vos, recorrió agencias con su humilde carpeta, y con la cabeza bombardeada por preguntas como estas. Si bien no existe una receta escrita, Sebastián Wilhelm aporta algo de claridad desde su experiencia:

—¿Dónde estudiaste publicidad?
—En La Fundación.

—¿Cuándo preparaste tu primera carpeta de creativo?
—Cuando estaba terminando segundo año.

—¿Qué te enorgullecía personalmente de esa primera carpeta?
—Haberla armado era todo un logro en sí mismo. Porque, a partir de ahí, recibir críticas de profesionales me hizo empezar a mejorarla.

—¿Qué comentarios recibiste cuando la mostraste en agencias?
—Me decían que tenía “pasta”. (Fernando) Vega Olmos me dijo que quería ver cuarenta avisos más en la carpeta, por ejemplo.

—¿Algún contenido de aquella primera carpeta tuya influyó para que consiguieras tu primer trabajo?
—Es que la carpeta se actualizaba todo el tiempo. Yo no paraba de escribir avisos, de pensar ideas. El consejo era que mirásemos una revista o la tele, agarráramos un aviso que no nos gustara, entendiéramos cuál había sido el brief y escribiéramos uno bueno. Pero yo lo hacía no con los que no me habían gustado, sino que intentaba hacer algo mejor que los avisos que sí me habían gustado.

—¿Hoy te animarías a ir a buscar trabajo con la misma exacta carpeta que tenías en tus comienzos?
—Ni en pedo. Pero lo que esa carpeta sí mostraba era una búsqueda. Estaba bien para mi edad y para esa época. Hoy no.

—¿Cuáles te parece que son las grandes diferencias entre lo que hacía falta cuando vos empezaste y lo que hace falta hoy, si es que las hay, en cuanto a los contenidos que debe tener la carpeta de un futuro publicitario?
—Ninguna. Yo busco ver que el creativo tiene una cabeza interesante, que piensa distinto, que tiene búsqueda. Eso fue siempre así. Yo veo que las carpetas hoy por hoy son muy parecidas. Son todas más o menos buenas, porque el acceso a la información es muy grande. El problema es que los estudiantes quieren imitar lo que se supone es un buen aviso, en vez de improvisar y ser frescos.

—¿Qué consejos le darías a un estudiante que está buscando su primer trabajo con respecto al modo de enfrentar sus primeras entrevistas y de mostrar sus trabajos?
—Humildad. Mucho escuchar. Aunque sea un choto, el creativo que la está viendo sabe mucho más.

—En PRIMER BRIEF estamos convencidos de que la expresión “carpeta” debería ampliar sus alcances y no limitarse a un uso por parte de los creativos: creemos que la gente de planning, de cuentas y de medios debería empezar a usar no sólo la misma expresión para designar su portfolio de experiencias laborales, sino incluso acostumbrarse a tener una carpeta armada con los casos de los que haya tomado parte fundamental (como estudiante en su primera etapa y como profesional luego). ¿Estás de acuerdo?
—Sí, siempre y cuando su aporte haya sido real.

—¿Querrías agregar algo más?
—Les diría a los estudiantes que no tengan miedo de hacer un aviso malo, sino que tengan miedo de hacer un aviso que sea sólo bueno.
 
 

1 reply »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *