Droga Give Me 5, la obra de Diego Rubio y sus 25 alumnos en 2012, fue bronce en El Ojo

(ARGENTINA) – Entre los 25 estudiantes del curso anual de Creatividad Digital de Underground que, a cargo del profe Diego Rubio, hicieron una campaña para atraer la atención del mejor creativo publicitario del mundo David Droga, estuvo desde un primer momento Josefina Salgado, editora de PRIMER BRIEF. Por eso, para este medio, el bronce que el caso ganó la semana pasada en El Ojo Interactivo (en Imagen Corporativa y/o Autopromoción) tiene un sabor especial, lo mismo que para la escuela de creatividad del barrio de Palermo. En 2012, el trabajo de Rubio y sus alumnos había logrado no sólo llamar la atención del creativo, sino que el mismo David Droga decidió visitarlos en la sede de la escuela y bajarles un brief para que se pusieran a trabajar en un caso real. En la nota, el video completo del caso y una entrevista a Diego Rubio que se había publicado en este portal en febrero pasado.


El equipo completo que trabajó en la misión de contactar al creativo. En el centro, de camisa a cuadros David Droga; en primera fila, a la izquierda, de negro y con pollera, Josefina Salgado, editora de PB. (Todas las fotos: Martín Levi)

 
David Droga es considerado actualmente el mejor creativo a nivel mundial. La agencia que fundó en 2006 (Droga5) ha sido nombrada agencia del año tres veces en Cannes Lions y es la agencia independiente con mayor crecimiento en América. Antes de fundar Droga5, David fue el primer director general creativo global oficial de la red francesa Publicis. Antes había trabajado como director creativo ejecutivo de Saatchi & Saatchi Londres y Saatchi & Saatchi Singapur, director regional creativo de Saatchi & Saatchi Asia y socio y director creativo ejecutivo de OMON Sidney. David es uno de los creativos más premiados de Cannes, con más de 80 leones, incluidos siete Grand Prix y cuatro leones de Titanium. La revista Esquire lo ha destacado en su anuario como Mejor y Más Brillante tres veces.

Los alumnos de la materia Agencia se plantearon como objetivo llamar la atención de este genio. Entonces pusieron sus cabezas a trabajar. La idea elegida fue hacer una copia de la web original del creativo Droga5, pero con sus propios datos. La web que crearon es Droga Give Me 5 para incitar a la eminencia publicitaria a contactarse con ellos.


El making of del trabajo de los chicos. Con fotos argentas, imágenes de cada uno de los chicos de la cursada, con varios medios de contacto (skype, twitter, facebook y email).

 
La web es una genialidad de estos alumnos, pero si querés ver todo el proceso (desde que surge la idea hasta la visita de DD), podés ver el video completo del caso. Ambos videos fueron grabados y producidos por los mismos estudiantes a medida que iban avanzando en el proyecto.


El video con todo el proceso, desde que definieron la idea hasta la visita de David Droga.

 
ENTREVISTA A DIEGO RUBIO, PROFE ENCARGADO DEL TRABAJO

Diego Rubio, el profe de la materia, contó los detalles de la campaña; desde cómo surge la idea de contactar a Droga hasta el proceso de producción y el esfuerzo de los chicos. Diego es director creativo regional en Grey Group y profesor en Underground de la materia Agencia. Te podés poner en contacto con él por Twitter o conocerlo más en Linkedin.

—¿Cómo surgió la idea del proyecto?
—Surgió gracias a un panadero. A mitad del año pasado se me ocurrió darles a mis alumnos de Underground Digital un brief para ayudar a algún comerciante cercano a la escuela. En el mundo digital hay un montón de herramientas gratuitas que se pueden utilizar y en función de una idea se puede aprovechar para ayudar a muchísimas personas. Además era un plus para la carpeta de los chicos. Pero lamentablemente (o gracias a Dios) el panadero no aceptó la propuesta de que los chicos trabajaran para él y me hizo cambiar de opinión. ¡Nos íbamos a ayudar a nosotros mismos! El nuevo objetivo era pensar una idea digital que hiciera famoso al grupo de alumnos.

—¿Por qué eligieron a David Droga y no a otro?
—Antes debo aclarar que David Droga no fue el primero. Como les dije, el primero fue el panadero de la vuelta de Underground. Después surgió hacer algo con Lagy Gaga y Madonna, que coincidían en Buenos Aires con un mes de diferencia, y por último decidimos hablarle a David Droga. Claramente, para nosotros como creativos publicitarios, él representa lo que Messi para un fanático del fútbol, Michael Jordan en el basquet o Mick Jager para alguien que ama la cultura stone. Es una de las mentes más brillantes e inspiradoras de este momento.

—¿Con qué fin pensaron hacerlo?
—Tuvo varios objetivos que se fueron dando poco a poco. Primero quería que los chicos tuvieran en su carpeta algo más tangible. Una idea que, gracias al mundo digital, pudiera ver la luz. Después tener la posibilidad de contactarse con alguien importante del mercado y conseguir que nos diera algo de su valioso tiempo. Y finalmente, el principal objetivo que buscábamos era que este proyecto hiciera conocidos a cada uno de los chicos. La mayoría son de países vecinos —como Venezuela, Colombia, Chile o Perú— e hicieron esfuerzos muy grandes para venir a estudiar a Argentina. Estaba bueno plantearse que tanto sacrificio de ellos y de las familias tuviera un premio gigante.

—¿Quiénes fueron los miembros del grupo?
—El grupo estable era de alrededor de 25 chicos de muchos países de Latinoamérica. Todos con diferentes perfiles, que nos ayudaron mucho a producir el proyecto. Hay redactores, diseñadores gráficos, editores, fotógrafos y hasta un programador.

—¿En qué materia fue realizado?
—Mi materia es Agencia y se da en el Curso Anual Digital Creativo de Underground. La materia consiste básicamente en plantear un taller en cada clase para que los chicos tengan la posibilidad de vivir la experiencia de pensar, presentar y producir. Normalmente lo que hago es tomar muchos casos de éxito y convertirlos en briefs. Se los doy a mis alumnos y una vez que hacemos el proceso de pensamiento y presentación, les muestro cómo fue hecha originalmente esa idea. De esta manera podemos comparar los puntos en común o los distintos caminos que ellos tomaron. El trabajo para contactar a David Droga fue el único en el que no hubo brief: lo único que les pedí a los chicos fue que pensaran disparadores que pudiéramos aprovechar.

—¿Cuánto tiempo estuvieron pensando la idea?
—El proceso de pensamiento fue bastante largo, teniendo en cuenta que éramos tantos los involucrados. Diría que nos llevó casi dos meses buscar los caminos, analizar cuáles eran los mejores, pensar las ideas y después empezar a ver los puntos a favor y en contra de cada una; ya que teníamos que quedarnos con un solo proyecto. No podíamos hace más de uno.

—¿Cuánto tiempo tomó la campaña en total?
—Habría que sumar a los dos meses de búsqueda, otros dos meses más de desarrollo y producción. La clase la dividí en tres grupos (redactores, diseñadores y fotógrafos/editores), con dos responsables en cada uno que me reportaban a mí. Realmente se creó en ese aula una agencia, que cada miércoles se reunía para presentar lo que se había trabajado durante la semana. Además formamos un grupo en Facebook donde seguíamos en contacto para no esperar hasta encontrarnos.

—¿Qué expectativas tenían en su momento y cuáles tienen ahora?
—Las expectativas fueron creciendo a medida que se fueron dando las cosas. Al principio ninguno de los chicos creía que se pudiera materializar algo así, y era lógico. De hecho yo mismo no podía creer que David Droga pusiera fecha y horario para venir a visitarnos. Pero una vez que la idea empezó a rodar, las expectativas empezaron a crecer más y más, y hoy están en un lugar muy alto. Estamos trabajando para presentarle a David ideas para el brief que nos dió y que eso se produzca. ¡Sería increíble!

—¿Cómo se pusieron en contacto para que Droga supiera de su web?
—El 7 de noviembre de 2012 era el Día D (como lo llamamos entre todos en el grupo). Ese día todos empezaríamos a seguir a David Droga en Twitter, utilizando el mismo avatar. Cuando él viera que todos estos perfiles iguales lo empezaban a seguir, seguramente le daría intriga e investigaría de qué se trataba. Para eso le twiteamos el link con la página que creamos. Al final del site había diferentes formas de contacto. Pero “la” forma era Skype, y como no sabíamos en qué lugar del mundo estaría (para tener una idea de la franja horaria en la que se encontraba) los chicos tuvieron que hacer a partir de ese día guardias de 24 horas. Por suerte, al día siguiente de esta movida su secretaria se contactó y acordamos un Skype para el día siguiente. Ahí los chicos pudieron presentarse, explicar cuáles eran sus intenciones y finalmente recibieron la respuesta afirmativa de David: ¡El jueves siguiente vendría a la escuela a hablar con ellos!

—¿Cómo se vivió el día de su visita?
—Yo mismo lo viví con muchísimo intensidad, porque es alguien a quien admiro por cómo piensa. Lo cual hizo de esa una mañana muy especial. Encima ese día me habían invitado para ser jurado en un festival en la otra punta de la ciudad y no podía faltar de ningún modo. Entonces, después de un rato de mirar algunas piezas inscriptas (que, debo admitir, no veía con mucha atención), salí urgente hacia la escuela. Cuando llegué estaba todo listo. Los chicos habían preparado todo y sólo debíamos esperar. Hasta que llegó. Y con él una clase magistral y un brief para pensar.

—Los chicos ya terminaron el curso, e incluso algunos volvieron a sus países de origen. ¿Cómo siguen trabajando hoy en día?
—Perfecto. Gracias a internet hoy se puede trabajar de la misma forma que lo hacíamos antes. Pero de todas formas la escuela nos permitió utilizar las instalaciones para que los chicos que siguen estando en Buenos Aires tengan un lugar de reunión. Acordamos con David que muy pronto le vamos a presentar las ideas que tenemos, y después se verá cómo seguimos.

—¿Cual es el fin, la meta?
—Ir por más.

—¿Qué tienen pensado hacer con todo lo que han logrado?
—La idea es hacerlo masivo. Paralelamente a trabajar para David, queremos que todo el mundo se entere del proyecto y conozcan a los chicos. Para eso hemos creado una fan page en Facebook en la que vamos contando todas las novedades que van surgiendo. Hicimos el video del caso para contar de qué se trató la iniciativa y seguramente inscribamos la idea en algún festival para que haya aún más repercusión.

—Vos en lo personal y profesional, ¿cómo ves todo lo que lograste junto al grupo?
—Es difícil pensar que se pueda repetir algo así. Fue muy intenso gracias a que el grupo que se formó fue una verdadera familia. Este año voy a intentar lograr algo parecido con el nuevo grupo que me toque. Es difícil, pero lo voy a intentar.

—¿Qué podés decirles a los chicos que puedan tomarte a vos y a tu grupo como ejemplo a seguir?
—Lo mismo que les digo a todos en mi primera clase: Nunca es tarde, siempre es tarde. Siempre tenés una nueva oportunidad para arrancar de nuevo, pero tampoco hay que dormirse porque hay muchos haciendo lo mismo.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *