Storytelling is everything: Damián Pérez sobre el curso de Brother

(ARGENTINA) – Dentro de todas las interesantes propuestas que nos brinda Brother Buenos Aires, también ofrece un curso de Storytelling: un curso de redacción creativa de seis meses de duración. En esta oportunidad, Damián Pérez, alumno de Brother Buenos Aires, cuenta qué es para él el storytelling, su experiencia en la escuela y su trayecto personal. ¿Te interesa contar historias? ¡Esta nota te puede servir!


¡Ya abrieron las inscripciones para el nuevo curso de storytelling y vos podés ser parte! Más info al final de la nota.

 
TEXTO POR DÁMIAN PÉREZ
Estudiante de Brother Buenos Aires.
Redacción especial para PB

 

“Los anuncios perturban la esencia de las redes sociales”. Eso leí el año pasado en una nota acerca del impacto de los nuevos servicios de publicidad que en su momento lanzaba Twitter. Mucha idea de marketing en redes sociales no tengo, pero de lo que sí les puedo hablar es de mi experiencia con estos anuncios. Siempre me dijeron que tenía “algo de creatividad”, por eso cuando terminé el colegio pensé en estudiar publicidad. Sin embargo, preferí estudiar algo “más seguro” (estudié Turismo, que tampoco sé qué tan seguro puede ser), dejando de lado ese “algo” para otro momento. Estudié, me recibí, viajé y hace 5 años que trabajo en una empresa multinacional. Pero eso de la creatividad siempre estuvo ahí dando vueltas.

Es como que tengo esa necesidad de crear, de generar contenido, que me persigue todo el tiempo. No me doy cuenta, pero está ahí sacándome una idea ante cualquier experiencia que tengo. Por eso, el año pasado decidí que era el momento para dejar que fluyan esas ideas y ver qué pasaba. Me compré una cámara y empecé a materializar las ideas que surgían por el lado de la filmación y edición de videos. Filmé todo: una reunión de amigos mirando un partido de fútbol (que llegó a tener más del 35 mil views), vacaciones, a mi hermana durmiendo (¿medio freak, no?). Cualquier oportunidad es buena para generar algo de contenido. Cuando encontrás algo que te gusta siempre querés avanzar y profundizar un poco más.

 

“Storytelling is everything. You can have a good camera, the best lenses, but if you don’t have a story, people will not look at your videos”.
 

Cuando escuché a Casey Neistat (un filmmaker que la tiene bastante clara en esto de contar historias) decir estas palabras, lo primero que pensé fue: ¿Qué es el storytelling? Interesado en el tema, comencé a investigar queriendo encontrar algún curso de formación que responda a mi nueva inquietud, pero no di con nada que valiera la pena.

Un día, mirando el feed de noticias de Facebook, encontré en un anuncio la respuesta que estaba buscando: “BROTHER STORYTELLING, taller de escritura creativa…”. No sabía qué me iba a esperar, y ya desde la primera clase me encontré con algo totalmente diferente. Entré al aula, me senté y saqué mi cuaderno de apuntes creyendo que iba a ser la típica clase de universidad, donde el profesor da todo lo teórico y después vos ves qué onda. Pero Natalia (la profe) tenía otra idea. Nos dio un par de consignas y ya estábamos escribiendo y exprimiendo nuestras ideas. Así son todas las clases. Siempre te encontrás con alguna dinámica que te sorprende y te exige a la vez.

“¿Hoy que tocará?” era la pregunta que me hacía cada viernes antes de entrar por la puerta verde de Oro 2116. El formato de “producción / evaluación” que tienen las clases es algo que vale la pena experimentar. Producís, leés y recibís un feedback (de tus compañeros y de la profesora) del contenido que generás en cada una de las clases. Para mí fue algo clave, ya que a lo largo de mi vida no tuve muchas oportunidades para compartir con otros las cosas que escribí.
Si me dan a elegir, éste es el punto con el que me quedo. Además, algo que también me parece excelente es la posibilidad de enriquecerte con los textos que escriben tus compañeros, donde te encontrás con experiencias y formas de narrar historias completamente diferentes a las tuyas.

Y para cerrar, otro plus propuesto por Natalia es el trabajo final, donde formás equipo con uno de tus compañeros para básicamente “crear” (y no voy a contar más, así los qué están por arrancar no dejan de sorprenderse).
No sé si los anuncios perturban a las redes sociales, pero en mi caso dieron pie a una historia que quizás en un futuro valga la pena contar.

¡Ya abrieron las inscripciones para el nuevo curso de storytelling! Arranca el 7 de agosto. Para más info: www.brotherad.com o buenosaires@brotherad.com.

 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.