Cristián Pérez, de Miami Ad School: de Santiago a Nueva York pasando por Buenos Aires

(CHILE) – Cristián Pérez hoy está estudiando y trabajando en Nueva York, pero el camino que lo llevó de su Santiago de Chile natal a su Buenos Aires adoptiva y luego, pasando por las aulas de la Miami Ad School de esa ciudad, hasta la increíble Miami y finalmente hasta Madison Avenue estuvo plagado de experiencias positivas que él mismo cuenta en este testimonio.

CHI-CristianPerez-CasaMuelle-580px
Cristián: “Una foto en Williamsburg Brooklyn (segunda foto), donde estoy viviendo. ¡Es la puerta de mi casa, jaja!

 
POR CRISTIÁN PÉREZ
Estudiante del 8° Quarter Away de Miami Ad School en Nueva York y pasante de Havas NY
Especial para PB

 
¡Hola! Me llamo Cristián, estudiante de Miami Ad School, y soy chileno, de Santiago. Criado como todo ser humano en la vida: desde odiar las verduras, hacer mucho deporte con mis mejores amigos, probar el pisco y ser castigado por escaparme del colegio.

Viví en Buenos Aires cinco años: es mi segundo hogar, me enseñó a tener la cultura del asado los domingos, a tomar mate escuchando a Hernán Cattaneo, a que cuando hay fútbol hay fútbol y a explotar mi creatividad al puro estilo latinoamericano.

Ingresé a Miami Ad School porque soy fiel a creer que para ser un buen creativo hay que tener diferentes perspectivas de cómo funciona la comunicación en el mundo y mirar cosas nuevas que te hagan flashear. Miami Ad School es una gran puerta para poder lograr esto.

En mi tercer Quarter Away se dio la posibilidad de poder ir a Miami, Estados Unidos, e ingresar como pasante a Alma Ad. Para mí, la meca de la creatividad latina en los Estados Unidos. Te recibe el mismo Luis Miguel (Messianu) explicando lo que está construyendo ahí. Tienen un equipo muy unido y son amigos, pero siempre con una relación de gran respeto entre ellos como profesionales. Mis jefes, Cuervo y Juan Camilo, nos incluyeron en ideas para clientes y festivales, me hicieron participar en producción de pitches, escribir radio y ser fan del Rey James Rodríguez. Puedo decir que es una gran experiencia y que aprendí mucho.

La escuela es increíble: estás a veinte minutos de South Beach, tienen pochoclos gratis y esta plagada de graffitis que hacen parecer que fuera una galería artística. Está abierta todo el día y puedes tranquilamente quedarte ahí jugando fútbol en la cancha que tienen o sentarte en mesas de picnic para hacer brainstorming. Hay millones de espacios para poder trabajar, pensar y socializar.

Para mi último quarter away decidí tratar de tener una experiencia diferente y aprender un poco cómo funciona el mercado estadounidense. ¡Qué mejor lugar para aprender esto que en Nueva York! Actualmente me encuentro haciendo de pasante en Havas Worldwide: es un lugar enorme, con miles de creativos en una fábrica para hacer ideas. No paras nunca. Mis jefes, J.P. y Matei, son excelentes creativos y mentores, y a pesar de todo el trabajo que tienen se han preocupado por ayudar a pulirnos como creativos y a aprender a vender nuestros mejores atributos.

Mis clases son en agencias, ya que la escuela justo se encontraba cambiando de locación. Lo bueno de esto es que caminas mucho y conoces otras agencias que están en la Gran Manzana: no todos los días tienes la posibilidad de tener una clase en la mitad de Broadway y otra al lado del Manhattan Bridge.

Finalmente puedo decir que les recomiendo a todos, ya sea por la escuela o por su propia cuenta, que viajen, conozcan, exploren para saber qué es lo que realmente los hace felices: a la larga, eso es lo que vale. No sé dónde esté el próximo mes: me gradúo y no tengo claro dónde me encontraré trabajando. Pero tengo muy claro que el lugar donde esté será para hacer ideas que contribuyan algo a la sociedad.

Bueno, y para cerrar los dejo con mis trabajos, para que los vean y opinen. ¡Y gracias!
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *