Cómo hago para ganar premios, por Matías “Mackenzie” Quiroz

(ARGENTINA) – En el ocaso del mes de junio, y con la 63a edición del Festival Internacional de Creatividad Cannes Lions ya finalizada, hoy “Mackenzie” te tira algunos tips para ayudarte en la travesía hacia los tan ansiados metales. Egresado de Under, redactor en la agencia digital Coupé Buenos Aires, ganador en Diente 2015 y ahora, columnista de PRIMER BRIEF: Matías “Mackenzie” Quiroz te acerca mensualmente sus Mackenthings para contarte todas las cosas que vive y piensa acerca de la publicidad.

ARG-Como-Ganar-Premios-Mackenzie-Quiroz-580px.
El Rey indiscutido de los premios publicitarios. Bien de cerca. Cómo para fijarse un objetivo y algun día, tal vez, verse cara a cara.

TEXTO POR MATÍAS “MACKENZIE” QUIROZ
Redactor de Coupé Buenos Aires
Redacción especial para PB

 
Todos queremos saberlo. Cómo es que quien gana, gana. Esta es la época del año en la que más nos hacemos esa pregunta. Cómo no se me ocurrió a mí. Cómo habrá hecho aquel. Cómo fue que esa porquería logró ganar algo. Cuestiones inherentes al publicista. Cuestiones en las que si uno profundiza, en una de esas, empiece a pensar mejor. O menos peor, al menos.

Hace un tiempo comencé a presentar ideas para competir y, a medida que voy contándolas, ya sea que me las reboten o me den el visto bueno, siempre me hacen devoluciones: “Esto es una genialidad”; “podrías hacerlo mejor”; “no quiero matarte, pero si me obligas…” (sí, hasta homenajes a Los Simpsons he escuchado). La cuestión es que a partir esas devoluciones, charlas con amigos del medio, y conclusiones propias, ideé mi plan para ganar. Y hoy te lo comparto. A lo mejor te sirva.

1. No pienso en cómo vender productos.
Pienso en qué me molesta en mi día a día (o qué me molestaría si tal cosa) y lo resuelvo. Por ejemplo, lo último que se me ocurrió, lo pensé estando incómodo con los lugares que elegí en el cine. (Si todo sale bien, en un tiempo se enteran de qué se trata).

2. No trato de salvar al mundo.
Ya sé que está de moda. Pero la gran mayoría de los casos que vemos son falsos. Lo más probable es que, mientras unos levantan estatuillas, los que pasan hambre (por mencionar algún problema) en el video, sigan sin tener qué comer. Alguna vez alguien me dijo: “Facebook se mantiene por medio de la publicidad, y no hace publicidad; Google se sostiene a través de la publicidad, y no hace publicidad; cómo puede ser que todo el mundo haga plata con la publicidad, menos el publicista”. Con esto en mente: si el mundo va a acabarse, va a hacerlo de todas formas; que el fin me encuentre siendo rico.

2.1. Si invento algo, lo patento.
Ha pasado que marcas terminan desarrollando tecnología que alguna agencia pensó y diseñó para sólo ganar algún que otro león, y los verdaderos protagonistas de esa innovación, jamás reciben (ni recibirán) un centavo. Por eso decidí patentar todo, y dar licencias. No voy a regalar el fruto de mis ideas.

3. No permitir, bajo ningún concepto permitir, que la falta de recursos me limite.
Tengo una idea que me rebotaron dos veces, en la que creo profundamente, y que voy a concretar de todas formas. Pero me faltan conocimientos. Entonces, qué voy a hacer: volver a la universidad. Además, busco tutoriales en YouTube, leo reseñas, papers, todo. Con lo poco que tengo y puedo, voy en dirección a lo que me propuse. Por otro lado, me falta gente, un equipo de trabajo, así que lo busco a consciencia. Lamentablemente no podemos contarles a todos nuestras ideas, porque alguien podría realizarlas a nuestras espaldas y llevarse el crédito. Así que me ocupo de conocer a las personas, invertir tiempo en ellas, escucharlas atentamente, y si veo decencia (si la veo, no si creo que en el fondo algo hay), me arriesgo. Porque es así. Para ganar, siempre habrá que exponerse a perder.

Dicho eso, digo esto: no sé si esa sea la manera de ganar un león. El método. Lo que sí sé es que hacerlo de esa manera me acerca al premio que más importa y que trae varios otros consigo: la satisfacción de estar haciendo algo que en verdad disfruto hacer. Eso va a hacerme ganar metales. El trabajo del día a día es (y se supone que sea) aburrido, chato, carente de casi cualquier emoción, vacío de aventura, y muchas veces cuesta involucrarse verdaderamente. Pero cuando lográs concebir una idea que te gusta y te apasiona, todo el asunto se vuelve una cuestión personal. Y ese, creo yo, es el secreto. Hacer propio el desafío que se tiene por delante.

Por ejemplo. Mi novia es fanática de Friends, y como todo fanático de la serie, tiene la costumbre de poner un capítulo tras otro en la computadora, pero en lugar de verlo, dejarlo de fondo. Ella va y viene por el departamento, escuchándolo, riéndose sin dejar de hacer sus cosas. A mí no me gusta la serie, pero viéndola a ella se me ocurrió Friends: The Podcastheater. Un podcast creado para que ella pueda escuchar el audio de cada capítulo de su serie favorita, donde sea que esté. (Ella y los otros cuarenta millones de fanáticos, obvio). Y tal vez no sea una gran idea. Pero es una idea que me entusiasma y me alegra porque a ella le gusta, así que yo ya gané.

Mackenzie
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *