Por Furia BsAs pasó el octavo grupo de interns de Miami Ad School

(INTERNACIONAL) – El viernes 16 de marzo, un grupo de estudiantes formado por los españoles Pilar Mediavilla y Fernando Fombuena, el brasileño Walter Godoy y el estadounidense JP Regalado terminó de cursar en la agencia Furia Buenos Aires, una de las “greenhouses” que la Miami Ad School tiene repartidas por el mundo, que adquirió ese rol en 2010 y hasta ahora ya había recibido a siete grupos. PRIMER BRIEF estuvo con ellos ese día y les pidió que contaran sus conclusiones de haber pasado tres meses en una de las ciudades consideradas usinas creativas de la publicidad mundial.


El último día de los “interns” en la agencia argentina: de izquierda a derecha, Fernando Fombuena, JP Regalado, Guillermo Tragant —presidente de Furia—, Walter Godoy y Pilar Mediavilla.

 
POR PANCHO DONDO
Director de PB
(Fotos: PD y Prensa Furia)

 
Fundada en 1992 en Miami y actualmente con doce filiales que incluyen Berlín, Buenos Aires, Hamburgo, Estambul, Madrid, México DF, Miami, Mineápolis, Nueva York, San Francisco, San Pablo y Sidney, la Miami Ad School tiene un sistema absolutamente único de organizar la cursada de sus alumnos: para los primeros cuatro “quarters” (es decir, el primer año), cada estudiante debe asistir a clases en la filial que, desde ese momento, será su “base”; y para los cuatro “quarters” restantes deberá cambiar de sede cada tres meses, pudiendo elegir si cursarlos en una “base school” o salir a recorrer el mundo y asistir a clase en alguna de las agencias que, en distintos rincones del planeta creativo mundial, funcionan como “greenhouses”: Bureau Pindakaas en Amsterdam, Bartle Bogle Hegarty en Bombay, Furia en Buenos Aires, DraftFCB en Chicago, Iris en Londres, PIC en Nueva York, Ogilvy en París y Saatchi & Saatchi en Estocolmo.

Y fue en ese marco de “cursada en el extranjero que los españoles Pilar Mediavilla y Fernando Fombuena, el brasileño Walter Godoy y el estadounidense JP Regalado terminaron, el viernes 16 de marzo pasado, su “quarter” en la agencia que preside Guillermo Tragant, Furia Buenos Aires. Aunque no para todos fue exactamente el mismo “quarter”: para Pilar y Fernando fue el sexto; para Walter, el séptimo; y para JP, el octavo, con lo cual terminó sus estudios en la capital argentina.

Tienen la palabra ellos mismos y su profesor principal.

Fernando Fombuena: “Mi recorrido por los lugares donde puedo cursar los ‘quarters away’ se encuentra un poco limitado porque no sé una palabra de inglés. Pero obviamente eso no es impedimento para aprender las 24 horas del día, o para encontrarme con lugares increíbles como Furia y la ciudad que la rodea, Buenos Aires. De todo lo que conocí en este trimestre —estuvimos aquí desde mitad de enero—, lo que realmente querría llevarme en la valija es el Malba (el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires). Completo”.

Pilar Mediavilla: “Cada trimestre que termina siento que cambia mi mirada sobre la publicidad. Es que en estos quarters fuera, el intercambio con gente de otros países es increíble: es claramente el gran punto fuerte de la Miami Ad School. Es mucho más notorio que en la universidad. De Furia, lo que puedo decir es que me permitió reencontrarme con el lápiz y el papel. En otros lados es todo muy digital. Acá, en cambio, me encontré con experiencias increíbles como fueron las clases de ilustración con Mirella Musri. Y me reencontré yo misma con la ilustración”.

Walter Godoy: “Hace tiempo que siento que mi carrera va hacia el diseño gráfico. Primero, a pesar de que sabía que allá no iba a diseñar mucho sino más bien a hacer ads (sic), me dejé llevar por mi pasión por la cultura india y me fui a cursar un quarter en Bartle Bogle Hegarty Bombay. Pero luego averigüé cuál era el mejor lugar para hacer diseño gráfico, me hablaron de Furia y aquí llegué. Me encantó que aquí la gente es muy gifted. Y estar al lado de un director de arte como Guillermo Coco Basile fue un aprendizaje enorme, un privilegio”.

JP Regalado: “Yo venía de trabajar en televisión, quería acercarme a la publicidad, averigüé y me dijeron que la mejor filial de la Miami Ad School era la de Hamburgo, así que allá me fui. Más allá de lo notable que resultó ese lugar, lo que me encantó fue esto del segundo año con los quarters away, conviviendo y trabajando con gente tan distinta, de tantos países: en Hamburgo mis amigos más íntimos eran un egipcio, un sueco, un indio, dos húngaros… ¡Mucha gente con miradas muy distintas sobre el diseño y las formas! Creo que ese es el gran valor de Miami Ad School. Y aquí en Furia la experiencia fue excelente porque es más craft oriented (orientada a lo artesanal): yo creo que el diseño y la dirección de arte necesitan eso; si no, no son nada”.

Más allá de las mencionadas clases de ilustración con Mirella Musri y las de producción gráfica con Martín Sala, el profe con el que más convivieron Fernando, Pilar, Walter y JP fue el propio Guille Tragant, que les dictó la materia Concepto y, además, estuvo con ellos los tres meses que trabajaron en su agencia.

Guillermo Tragant: “La llegada de los grupos, para los chicos que están todo el año conmigo en la agencia, es algo así como viajar sin viajar. Lo más interesante es lo que ocurre entre los interns y la gente de la agencia. Es que aquí trabajamos con briefs bastante abiertos, y los interns tienen acceso a ellos y hacen trabajos reales (además de sus ejercicios como estudiantes). La gran diversidad cultural es otro enorme punto a favor del proyecto. Y el efecto sorpresa: tenés sus datos antes de que lleguen, pero los conocés recién cuando llegan. Por último, vale la pena acotar que Buenos Aires, con su ‘caos controlado’, es súper estimulante para ellos. Y algunos de ellos, además, terminan siendo estimulantes para nosotros: luego de esperar que terminaran su octavo quarter, ya hemos contratado de modo efectivo a tres interns que habían pasado antes por nuestra agencia”.

 

Los interns del quarter que acaba de pasar, junto a Tragant y la gente de Furia, exhibiendo pequeñas muestras de un trabajo titulado “Che Boludo”, realizado por JP Regalado.

 
LA HISTORIA DE FURIA COMO GREENHOUSE EN IMÁGENES




UN PAR DE TRABAJOS DEL GRUPO, REALIZADOS EN FURIA BS. AS.


DE FERNANDO FOMBUENA (MÁS CONOCIDO COMO “FOMB”): “Adjunto remito una ilustración que realicé durante este trimestre en la clase de ilustración (de Mirella Musri). Es el trabajo final, que conjuga alguna de las técnicas que aprendimos: uso del plumín, la tinta china y el puntillismo. Yo realicé una serie de tres. El brief, por así decirlo, pedía que contáramos una historia. Y yo lo he llevado un poco al ámbito publicitario, pese a que no había brief como tal y, aún sigo pensando en como sacar los tres prints con un tagline y firmadas por Nike. Las ilustraciones sí están acabadas, pero falta encontrar un copy que refleje la idea en la que estoy trabajando y que es la siguiente: El imperio que se forma alrededor de un deportista. En este caso es un jugador de basket. En cada print el jugador aparece más chiquito y la ciudad más grande. Para las ilustraciones finales podíamos realizar lo que se nos ocurriera y quiero resaltar que nunca estudié dibujo técnico y que está realizada a mano como ya dije y sin ningún tipo de reglas para conseguir las perspectivas. Dibujo desde pequeño, siempre fuí un poco autodidacta. Estudié Publicidad y RR.PP. en Sevilla y después comencé la Miami Ad School en Madrid. Creo que es una experiencia muy enriquecedora. Creo que la educación universitaria de comunicación debe progresar mucho más y el mundo del diseño y la publicidad, más concretamente acercarse más a la enseñanza. La Miami Ad School te abre puertas. Aunque no por estar en la escuela está todo dicho, depende del buen hacer de cada uno, de crear un porfolio, de aprender a vender ideas y por supuesto de llegar a la persona a la que se las muestras. Yo comencé cursando Dirección de Arte y luego pasé al programa de Diseño. Son mis dos grandes pasiones y siempre doy clases de ambas facetas, para poder explotar mi amor por la publicidad y mi destreza con el lápiz y el ratón a golpe de conceptualización”.


DE PILAR MEDIAVILLA: “Adjunto una serie de ilustraciones que hice. La historia muestra un hombre en un paisaje gris al que siempre le sigue una nube que le llueve encima. Al final se cansa, cierra el paraguas y la lluvia se vuelve de colores. Representa cuando a veces estamos intentando protegernos de algo que en realidad puede beneficiarnos. Lo que en un principio puede parecer negativo o un error, puede que en realidad sea un acierto. El otro que envío es la ilustración de una torre que es parte de otra serie. Representa la figura de alguien asomándose a su mundo imaginario”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *