A dos meses de la distribución de leones, ¿estamos listos para el Apple Watch?

(ESPAÑA) – Desde su nacimiento en los años 70, Apple viene marcando el ritmo de la creatividad publicitaria y configurando el día a día de sus usuarios —o seguidores, mejor dicho— como ninguna marca lo había hecho antes. El 21 de junio arranca el Festival Internacional de Creatividad Cannes Lions y ya nadie duda de que, en alguna de sus 18 categorías, el Apple Watch —que se lanza oficialmente este viernes 24 únicamente en ocho países del mundo, Alemania, Australia, Canada, China, Estados Unidos, Francia, Inglaterra y Japón, más la región administrativa especial china de Hong Kong— seguramente meterá sus botoncitos.

GLO-AppleWatch-580px
Una de las imágenes que en estos días previos a su lanzamiento vienen circulando, del Apple Watch, por las redes.

 
TEXTO POR FEDERICO GARCÍA
Fotógrafo y cool hunter en PB

 
Ya quedan tan solo unos días para que empecemos a ver Apple Watches por la calle. Al menos si vives en uno de los nueve países (*) en los que se lanzará el próximo 24 de abril. Y mientras la mayoría de los reviews publicados por periodistas que ya lo han podido probar debaten la utilidad del nuevo dispositivo, yo me pregunto cómo podremos, como publicistas, utilizar esta nueva e inexplorada plataforma para conectar marcas, productos y personas.

Está claro que, como lo dice la propia Apple, estamos delante del dispositivo más personal que haya presentado la compañía. Lo tendremos encima todo el día (mientras le dure la batería, al menos) y, a través de apps y usos que aun no podemos ni imaginar, se convertirá en algo indispensable en nuestras vidas. Lo mismo que ocurrió con el iPhone en nuestros bolsillos, ocurrirá ahora en nuestras muñecas.

Además, el último 10 de abril hemos visto cómo todas las existencias se agotaban en apenas tres horas (sí, incluso el modelo de 17.000€), cuando la compañía abrió las pre-reservas en esos nueve países, por lo que está claro que será otro éxito de ventas.

Así que, según las predicciones, estamos delante de un dispositivo completamente nuevo, que terminará siendo masivo y que inaugurará una forma completamente nueva de comunicación entre las personas. Y nosotros, que trabajamos en comunicación, debemos estar listos para ello.

Estamos viendo cómo la mayoría de las aplicaciones más populares en iOS se adaptan o reinventan para aterrizar en nuestra muñeca utilizando las nuevas funciones del reloj. Es el caso de Uber, por ejemplo, que hará que podamos pedir un coche y pagarlo de forma rápida y sencilla. O algunas compañías aéreas, que permitirán el check-in utilizando el reloj. E incluso la red de hoteles Starwood, en la que podremos pasar directamente a nuestra habitación y abrir la puerta sin tener que pasar por recepción.

Y todo eso es solo el principio. En unos años, cuando la plataforma esté desarrollada, nuevas versiones del dispositivo —con mejores características— estén en el mercado y exista un numero más grande de usuarios, veremos cómo los Watches serán parte de nuestro plan de medios a la hora de pensar para nuestros clientes, así como hoy lo es mobile.

Se trata de un punto más para establecer una conexión con las personas, creando una relación más personal que nunca entre ellas y las marcas para las que trabajamos. Habrá que ponerse a trabajar.

 
(*) Apple viene promocionando con esa palabra su lanzamiento, hablando de nueve «países», aunque estrictamente se trata de ocho países (los citados en el copete de esta nota) y una región administrativa especial perteneciente a uno de ellos, Hong Kong. La razón, lógica, es que desde que en 1997 Hong Kong dejó de ser colonia británica y se reintegró a China, el mismo gobierno chino adoptó la fórmula «un país, dos sistemas» como mejor modo de describir la convivencia de dos formatos políticos tan distintos bajo una misma bandera.

 
UNA REFLEXIÓN BRILLANTE

Joanna Stern, columnista de tecnología personal del Wall Street Journal, creó y subió el 8 de abril este video, titulado «Apple Watch: What Living With It Is Really Like» (Apple Watch: Cómo es realmente vivir con él).
 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.