¿Qué diría Gay Kawasaki de vos como creativo?, por Chechu Pérez

(ARGENTINA) – Cecilia Pérez, Chechu para los amigos, es redactora y ostenta una carrera que, de 2005 para acá, incluye los pasos por ADN Comunicación, por Dentsu y por Young & Rubicam, más algunos premios como un león de Cannes en 2011 y premios en El Ojo de Iberoamérica y en el FIAP en 2012. Columnista de PB y creadora del proyecto Coach del Creativo Publicitario, hoy Chechu te habla sobre el poder de las ejecuciones de tus ideas en tu carrera como creativo, en una nota que, como siempre, te tira la posta. ¡No te la pierdas!

Amor Incondicional, de Powerade
«Amor incondicional», la campaña que hoy Chechu te trae para que veas.

 
POR CHECHU PÉREZ
Licenciada en Publicidad por la UAI, también formada en Underground y en la Escuelita
Redacción especial para PB

 
En general me gusta leer a personas que han superado obstáculos porque siento que no importa dónde uno esté en la parte de la carrera que esté, siempre los tiene. Ya sea en el campo de entrar a una agencia, o hacer la carpeta, o mejorar la creatividad actual para aspirar a más; uno siempre tiene que sobrepasar algo. Así me encontré con una frase que inspiró el artículo de esta semana. Pertenece a Guy Kawasaki. ¿Y quién es este tipo? Nada menos que el hombre que eligió Steve Jobs para evangelizarnos con sus hermosas Mac con las que trabajamos todos los días. Este muchacho ha desarrollado mucha bibliografía vinculada al marketing e innovación y desde ahí arroja la frase “Las ideas y el conocimiento no tienen ningún valor, lo que realmente vale es la ejecución”. Inevitablemente pensé en cómo reflexionar sobre cómo esto se puede vincular con nuestro trabajo del día a día en agencia. Por eso quiero que pienses en estos tres factores que te ayudarán a entender el principio de Guy y lo importante que puede ser la ejecución respecto a tus objetivos.

1) Tierra fértil para tu ejecución:
No tiene ningún sentido tener excelentes ideas si en el lugar adonde trabajamos no las empuja. Martin Mercado cuando era nuestro DGC solía decirnos que su función estaba vinculada a empujar las mejores ideas de la agencia. Y era así, cuando Martín veía en vos una idea la empujaba sin importarle qué tan difícil podía ser. Si vos trabajás actualmente en una agencia que no logra darle tierra fértil a la semilla que es tu idea, difícilmente llegues a avanzar en tu carrera, dado que siempre se hará lo que quiere el cliente y lo seguro, cerrando ventanas a la creatividad. Por supuesto no existe la agencia perfecta, uno siempre hace trabajo que no le gusta, pero sí es importante que el lugar en donde trabajes te permita hacer ideas valiosas.

2) Conocimiento es nada sin ejecución:
Vos podés decir que sabés pensar excelentes ideas. Si eso no lo bajás a una carpeta, a una campaña, a un titular que se vea mil puntos; nada de lo que hagas tendrá validez. Recordá que nuestras ideas hablan por nosotros, así que no abandones la posibilidad de seguir haciendo o pensando nuevas cosas. Por si no te lo dijeron la carpeta nunca termina, así que siempre tratá de mejorar pieza por pieza para no estancarte. La oferta laboral que soñás no espera a que tengas la carpeta, al contrario funciona casi como la Ley de Murphy.

3) La ejecución tiene el poder de dejar experiencia:
Si hoy me preguntás con qué aprendí más en mi carrera, te vas a reír pero aprendí más de las veces que fui “maltratada” que de las veces que hice las cosas bien. Todavía escucho los gritos de un director que solía retarme por no hacer buenos titulares. Todavía escucho la frase “seguí pensando” con dolor, angustia y desilusión. Aprendí más de las veces que me fue mal, que las que me fue bien, ¿podés creerlo? Pero nunca nunca dejé de intentarlo. Nunca evité ir a contar una idea. Ojo, con Mercado me costaba más (su secretaria lo sabe bien), pero en general enfrentaba cada devolución con la ansiedad de aprender cada vez más y más. Todas las cosas que hagas te dejarán experiencias y los golpes dejarán marcas en tu piel para que no vuelvas a cometer esos errores.

Así que la próxima vez que en lugar de plantar una idea de carpeta te vayas a andar en rollers está bien, andá pero volvé y ponete. No hay cosa más hermosa que cumplir con lo que uno soñó. Y hablando de soñar, la otra noche estaba cenando en casa y me encontré con una campaña que la verdad yo soñaría tener en mi portfolio. Me encanta la vuelta de planning que le dieron. A ver, hago un resumen del escenario de marca, está Gatorade que es líder del mercado con un mensaje dedicado al deportista duro y puro que está atrás de cada entrenamiento y está Powerade, que es segundo en el segmento y sabe que no puede pelear con el líder. Entonces ¿qué hace? Utiliza lo que en los libros llaman Pensamiento Lateral y basan toda su plataforma de comunicación en esos que también aman el deporte pero desde el otro lado, desde el fracaso. Disfrutala:


«Power of Love – Amor incondicional», el comercial que la agencia David realizó para Powerade.

 
A mí que en el entrenamiento físico soy un desastre y estoy bastante lejos de Luciana Aymar, me conquistó. Eso es lo que tiene que lograr una marca, salir de la cabeza y entrar en el corazón de la gente. Me encantó y claro, el domingo compré Powerade como un brindis a ese equipo creativo de David que se deslomó para llegar a una pieza así. Desde acá muchachos felicitaciones y gracias.

Ya sabés cualquier cosa en la que te pueda ayudar mi email es soporteparacreativosoutlook.com.

Buena semana.

 
Chechu
 
 

1 reply »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.