“10 cosas que Mad Men me enseñó”, por María Silvia Aguirre

(ECUADOR) – María Silvia es estudiante de comunicación social en la Universidad Casa Grande y colaboradora habitual de PRIMER BRIEF. Durante su receso escolar, terminó de ver la serie televisiva Mad Men, que trata sobre un grupo de ejecutivos publicitarios neoyorkinos en los años 60. Sus historias inspiraron a la joven a compartir las lecciones aprendidas a partir de los personajes.

ECU-MariaSilviaAguirrePeggyOlson-580
Peggy Olson, la brillante redactora creativa de Mad Men e inspiración de María Silvia.

 
Cannes-MariaSilviaAguirre-Card-60x60pxTEXTO POR MARÍA SILVIA AGUIRRE
Estudiante de Comunicación Social en Universidad Casa Grande de Ecuador
Redacción especial para PB

 
Existen series tan buenas que no te puedes aguantar para que empiece el siguiente episodio. Las temporadas se consumen todos tus días y cuando te das cuenta, se acabó toda y entras a una completa crisis existencial porque ya no sabes que hacer. Hay otras series, aún mejores, que pueden ganarle a cualquier plan o fiesta, ya que decides no salir para vértela durante toda la noche. También, hay series espectaculares que no te dejan despegarte de la pantalla, hasta llegar al punto que tus padres piensan que tienes alguna relación enfermiza con la computadora. Y luego, está Mad Men.

Para los que no la conocen, es una serie dramática que terminó en el 2015 después de siete temporadas. Esta serie narra la historia de una de las agencias de publicidad más prestigiosas y reconocidas de New York durante los años sesenta. El personaje principal es Don Draper, el director creativo más talentoso y misterioso que existe en la época. Para los que la conocen y no la han visto, ya tienen algo más que agregar en su lista de resoluciones del nuevo año, y, para los que se la hayan visto como yo, espero que compartamos las mismas ganas de pasar un día por las oficinas de Sterling Cooper.

La razón por la que me encanta esta serie es porque me parece cinematográficamente exquisita, con una dirección de arte que te transporta a la época y actuaciones que se merecen un mar de aplausos. Sin embargo, si hay algo que me encanta y me conectó tanto con esta, es el simple hecho que es acerca de publicidad. Para esta nota, he querido ir más allá de la trama de la serie y los personajes, y recolectar las 10 cosas más importantes que me enseñó como estudiante de publicidad. (ADVERTENCIA: llego a mencionar algunos spoilers, pero no les arruino el final). Estoy segura que existen muchas más y cada persona que la ve puede aprender algo diferente, pero para mí, fueron estas.

1. NO TE RINDAS, NINGÚN PROBLEMA ES TAN GRANDE.
A través de la serie, se presentan problemas inmensos y muy pequeños. En una industria tan movida como la publicidad, en cualquier momento se te puede derrumbar una idea o incluso, tu negocio. Tranquilidad, no es el fin del mundo. Don Draper y Roger Sterling salvan su agencia en la primera temporada para no perder su independencia. Así que ya saben, no pierdan las paciencia, piensa en la solución, toma las rienda y EMPIEZA ya.

2. NO MEZCLES LA VIDA PERSONAL CON TU TRABAJO.
La cantidad de relaciones terminadas, divorcios, peleas y confrontaciones en la serie es infinita. Cabe recalcar que la mayoría suceden dentro de la misma agencia. Este es un negocio de tratar con personas, todos los días de la semana. Donde estuviera Joan Harris si hubiera dejado que su relación secreta con Roger Sterling afecte. También, que hubiera pasado si Peggy Olson dejaba su trabajo porque no podía ver a Ted Chaough. Moraleja: que ningún ex te quite la concentración.

3. LAS MUJERES SON PODEROSAS.
Ver el trayecto de Peggy Olson durante toda la serie es una inspiración total. Ella empieza como una secretaria que poco a poco descubre su talento y se convierte en redactora. Luego, descubre una pasión por su trabajo y se convierte en la favorita de Draper y esa persona que todos quieren contratar. Llega a construir su propia voz, y no deja que nadie, en especial un hombre, la calle. Tampoco hay que olvidarse de Joan Harris. Ella se mantiene firme ante todos los comentarios que salen y con metas claras. Su trascendencia evidencia el poder de la mujer, desde jefe de las secretarias hasta convertirse en la única mujer socia de la empresa.

4. SOÑAR NO ES ALGO MALO.
Tener metas altas y sueños locos es normal. Esto no significa que nos creamos falsas expectativas, simplemente, que confiamos en nosotros mismos y que quizás algún día lleguemos a ser más. Así que hay que darnos permiso para soñar. Volvemos al ejemplo de Peggy, ella está segura que algún día será la primera directora creativa mujer en la agencia.

5. NO IMPORTA EL TAMAÑO DE LAS CUENTAS, HAY QUE METERLE GANAS A TODAS.
Durante toda la serie, el equipo de Draper presenta campañas para un sin número de cuentas. Sin embargo, algo que demostraron es que a cada cliente se lo trata igual. Todos son especiales, y aunque algunas facturen más que otros, todos se merecen el mismo nivel de trabajo y las ganas.


Una de las presentaciones más memorables de Don Draper, a uno de sus muchos clientes.

6. TRATA AL CLIENTE COMO TU PAREJA.
Incluso, mejor que a esta. ¿Por qué? Llévalos a los mejores restaurantes, elige los mejores regalos, conócelos bien para complacerlos siempre, enamóralos con cada palabra durante la presentación y siempre hazlos sentir amados. Los ejecutivos de cuentas de la serie son unos ases en lo que hacen, tenemos el gran ejemplo de Pete Campbell, Ken Cosgrove e incluso Joan Harris y Roger Sterling que también manejaron cuentas durante la serie. Ellos demuestran que no solo importa persuadir al cliente en comprar una idea, sino en siempre darles una razón para que sigan confiando en ellos.

7. APRENDE A QUERER A TU EQUIPO.
Esto nos lo repiten mucho en la universidad, pero siempre hay recordarlo. Ese es una profesión que se trata de trabajo en grupo. Hay que dejar cualquier problema personal y prejuicios a un lado, aprendamos a querer a nuestro equipo. Aprende de ellos y que ellos aprendan de ti. Si tu dupla resulta ser tu mejor amigo, enhorabuena, porque tendrás que convivir con él o con ella. Sería lindo que todos tengamos la suerte de Peggy Olson y Stan Rizzo, ¡crucemos los dedos!

8. AMA LO QUE HACES.
El factor común de los personajes es la pasión que le ponen a su trabajo, sino no dedicarían todo el tiempo y esfuerzo que le ponen. Hay que recordar que en este trabajo, no solo es cuestión de cuanto se puede ganar o no, se trata de ponerle corazón a las cosas. Solo así encontraremos felicidad y todos queremos ser felices de grandes, ¿o no?

9. TEN EN MENTE TUS PRIORIDADES.
Por mucho que amemos nuestro trabajo, este no lo es todo. No dejemos que se vuelva nuestra vida entera ni ser esclavos de la oficina. Demanda tiempo, sí, pero en la vida hay otras prioridades. Stan se lo recuerda a Peggy al final de la serie, cuando le dice que hay mucho más allá que solo el trabajo.

10. HAY QUE AGARRARSE DE LOS ESPONTÁNEO.
Decisiones nuevas, viajes no planeados, siestas en la oficina, cualquier situación espontánea que refresque nuestras mentes y abra las puertas a nuevas ideas. La creatividad necesita descansar y esto es algo que Don Draper lo confirma todo el tiempo, pero de una manera exagerado. Él se toma vacaciones cuando sea y por el tiempo que sea para salir inspirado, esto sí se pasa de los límites. Sin embargo, un descanso siempre viene bien para nuestras mentes, y el último episodio de la serie lo confirma, ¿tú que dices?

 
 

1 reply »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *