Dos creativos subieron su carpeta de ideas… ¡a Airbnb!

(DINAMARCA) – Usando solo unas fotos del departamento de un amigo y una búsqueda rápida para conseguir una dirección en el medio del festival de Cannes, Alexander Kofoed y Christian Skjøtt presentaron sus trabajos a varios directores creativos y dueños de agencia que buscaban alojamiento en el mundial de la publicidad. La charla con estos dos dos daneses astutos, a continuación.


Alexander llevando a Christian del centro de Copenhague a la Costa Azul de Francia.
 

Fundada hace 10 años en la ciudad de San Francisco, Airbnb es una de las empresas más interesantes de nuestra era. Con una identidad de marca apoyada en los valores de igualdad y compañerismo, la plataforma ofrece más de 2 millones de propiedades donde hospedarse alrededor del mundo. Dejando de lado números que prueben su éxito, lo que sorprende siempre son las experiencias y experimentos de los huespedes y anfitriones: el infarto que sufrió el escritor Hernán Casciari mientras se hospedaba en una casa uruguaya y que luego destacaría el fundador de Airbnb, el iglú que se empezó a alquilar en Nueva York a 200 dólares la noche, o el hackeo de Alexander Kofoed y Christian Skjøtt para mostrar su carpeta de creativos.

Los dos estudiantes de la Danish School of Media & Journalism buscaban llamar la atención de directores creativos para conseguir trabajo de una forma accesible y fácil de producir. Una cosa llevó a la otra y terminaron creando el Portfolio Apartment, un departamento para alquilar ficticio en Airbnb, muy cómodo y con ubicación preferencial cerca de la acción de Cannes Lions. ¿Lo más importante? El inmueble está decorado con los proyectos que les han merecido varios premios estudiantiles a los chicos. Tal vez no sean propietarios en la vida real, pero esta idea hizo que habláramos con esta dupla para conocerlos más y conocer en qué andan ahora.

PB: ¿Cómo arrancaron a trabajar juntos como equipo?
AK: Nos hicimos amigos en clase al descubrir que los dos habíamos trabajado en una cadena de café danesa llamada Joe & The Juice.
CS: Nos dimos cuenta rápidamente de que nos llevábamos bien, así que me parece que fue natural. Creo que nos volvimos oficialmente un equipo en septiembre, cuando participamos del concurso Young Glory para estudiantes. Nos gustan los mismos avisos, tenemos un sentido del humor parecido y tenemos las mismas ambiciones respecto al trabajo.
AK: Después empezamos a trabajar juntos en la competencia del Young Creative Circle, que son como las nacionales de publicidad en Dinamarca. Al final tuvimos dos piezas finalistas en Gráfica: fue en ese momento cuando Christian supo que tenía que quedarse conmigo (risas).
CS: Nos gustan los mismos avisos, tenemos un sentido del humor parecido y tenemos las mismas ambiciones respecto al trabajo.
AK: Los dos participamos en nuestros proyectos, él desde lo visual y yo como redactor. Ojalá con los años yo me encargue de recibir los premios mientras él hace todo el trabajo. ¡No creo que tenga problema!

PB: ¿Cómo surgió el Portfolio Apartment?
CS: Queríamos hacer algo en la previa de Cannes Lions o durante el fesitval. Todavía nos queda un año de estudio, pero deseábamos empezar a asegurarnos pasantías para aprender de los mejores el próximo año. Y no íbamos a conseguir eso con un email sencillo.
AK: A los dos nos inspiró la idea de Cannes Cab, y nos pusimos a pensar qué más necesita alguien además de un taxi cuando va a Cannes. ¡Obviamente un lugar para quedarse!
CS: Inicialmente queríamos que un director creativo “se quedara” en nuestra carpeta. Empezamos a hablar de decorar una habitación de hotel o alquilar de verdad un departamento en Cannes, pero habíamos complicaciones como el nivel de hospitalidad que pretende una persona con ese cargo o el hecho de que una persona tendría que pagar para ver nuestro trabajo. Empezamos a pensar y dijimos: “Hagamos un anuncio de un departamento bonito cerca del Palais, donde nuestro trabajo esté en los cuadros de las paredes”.


Desde el sillón de dos plazas del Portfolio Apartment uno puede ver el diseño de producto y packaging que los chicos crearon para una marca de sorbetes ecológicos.
 

PB: ¿Qué respuesta ha tenido la idea hasta ahora?
CS: Muy positiva. La idea apareció en The Inspiration y The Little Black Book. Hasta arreglamos reuniones con gente de Grey Nueva York, Ogilvy India y 4creative Londres en Cannes.

PB: ¿O sea que este año van al festival?
CS: Este año va a ser nuestra primera vez ahí, con nuestros profesores y compañeros, ¡así que va a ser una experiencia increíble! Nos han dicho de todo, y esperamos muchas charlas interesantes y buenos momentos con todos.
AK: Me parece que Cannes es la primera clase. Obviamente nos han contado de toda la comida y bebida que hay…
CS: Ojalá recibamos un león algún día.
AK: Además de caminar por la playa, mirar al horizonte y ver un yate con nuestros apellidos escritos en él. ¡También me gustaría eso!

PB: Por último, tenemos que preguntarles por el nombre de su web. ¿Cuál es la historia detrás de Thanks Christian’s Dad (Gracias, papá de Christian)?
CS: Necesitábamos subir nuestra carpeta a internet rápido para compartirla con gente de la industria…
AK: …Y Alexander & Christian nos parecía bastante aburrido como nombre.
CS: Como mi papá es desarrollador web nos ofreció programarla rápidamente. Necesitábamos que tuviera un nombre que la gente recordara, ¡y terminamos en Gracias, papá de Christian!
AK: Era lo mínimo que podíamos hacer.


La iluminación natural del departamento es perfecta para apreciar la campaña de gráficas hecha por los creativos para una marca de papas fritas. Para más detalles del departamento, acá está el aviso en Airbnb.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *