Conocé a los ganadores hispanos del Portfolio Night 2018

(INTERNACIONAL) – La actividad que acerca a jóvenes creativos con los referentes más grande de las industria publicitaria realizó su nueva edición para descubrir a los mejores talentos en 19 capitales del mundo. Luego de realizar las votaciones entre todos los participantes, tres iberoamericanos aparecieron entre los distinguidos a nivel global: Anxo López de España, Mario Peñalosa de Colombia y David Sánchez de Ecuador, aunque trabaja en Dubai. Antes de que el One Club los reciba en Nueva York para sumarse a los demás All Star y resolver un brief de marca global del mundo real, PRIMER BRIEF les pidió que cuenten su experiencia ¡y den testimonio de sus ansias antes de viajar!


Anxo, Mario y David: los tres representantes de habla hispana en el marco mundial del Portfolio Night.

ANXO LÓPEZ, GANADOR EN EL PORTFOLIO NIGHT DE ESPAÑA:
La experiencia superó con creces mis expectativas: conocí a un montón de gente creativa, abierta y de muy buen rollo que se portó genial conmigo. Gracias a ellos y a Zink Project, la escuela organizadora del evento, lo disfruté al máximo. Las revisiones me ayudaron a comprender lo que encajaba en mis ideas, lo que no y lo que tenía potencial. Consigues ver tus campañas desde otra perspectiva y se abren nuevos caminos y enfoques que no habías considerado. Lo mejor es que algunos directores y directoras creativas acuden al evento en busca de talento, por lo tanto es posible recibir una oferta de trabajo tras la revisión de tu portfolio, como fue mi caso. A raíz de ello, llevo ya unas semanas trabajando en Rosebud, una de las mejores agencias creativas independientes a nivel nacional. Ha sido brutal. Mi vida ha dado un giro de 180 grados.

Ganar el Portfolio Night es lo más grande que me ha pasado nunca. La aventura que me espera en
Nueva York será sin duda una experiencia inolvidable. Allí los ganadores de todas partes del mundo
trabajaremos juntos en un briefing real. Quiero dar lo mejor de mí mismo, pero también quiero
disfrutarlo, conocer a gente, vivir el momento, aprender… Después de todo, es un premio.

Mi portfolio sufrió bastantes modificaciones antes de llegar a presentarlo. Estuve corrigiendo cosas
incluso la semana anterior. El tiempo de las entrevistas era limitado, por lo tanto, tuve que escoger
mis dos o tres mejores campañas. Elegí lo más potente y divertido. Quería que la persona al otro lado de la mesa por lo menos pasase un rato entretenido. Enseñé a todos lo mejor de lo que traía, porque más que una corrección, buscaba una oportunidad.


Un instante capturado de todo lo que pasó en el Portfolio Night realizado en la escuela española Zink Project. (foto: Zink Project)
 

MARIO PEÑALOSA, GANADOR EN EL PORTFOLIO NIGHT DE LA ARGENTINA:
Tengo la sensación de que el tren, el colectivo o la bici son capaces de sentir los nervios y cuando menos lo esperamos deciden por sus propios medios dejar de funcionar. Ese día llegué tarde: así empezó mi experiencia. Entonces, hablemos de pasarla mal. Hablemos de aceptar esa posibilidad de que cuando vamos a una revisión de portfolios o a un festival podamos sentir nervios, ansias, rabia o cualquier sentimiento que no esté en los planes.

Aún así, cada uno tiene que vivir su propia experiencia y, dependiendo de cómo la viva, es cómo puede contar su historia, pero creo que si al final te llevás un solo aprendizaje, por más pequeño que sea, y lo aplicás a tu portfolio, carrera o vida, entonces ahí la empezás a pasar bien. O por lo menos así intento vivirlo yo.

Me acuerdo de una Navidad en la que había pedido una Play. Yo ya se la había pedido a Papá Noel, pero sabía que al final era mi mamá detrás del disfraz. Sabiendo eso, todo ese año me esforcé como loco, hice los deberes, no me llevé a diciembre ni una materia, traté de no mandarme ningún moco y nunca le peleé a mi vieja. Como en noviembre, cuando sabía que podía ser una realidad, claro, les conté a mis amigos. Ese 24 de diciembre abrí mi regalo confiado y en silencio, como el que tiene que patear un penal en tiempo extra y que además decide la serie. A medida que el papel se iba yendo iba descubriendo un flamante auto a control remoto de un Chevrolet Chevy. No era feo, pero no era la Play. Desde ese momento aprendí a disfrutar y a no esperar tanto una fecha, y eso lo estoy aplicando hoy y ahora. Cuando sea agosto entraré en ese modo de viaje y de competencia y ahí me voy a querer traer el premio a la Argentina. No vaya ser que me quede sin Play de vuelta.

Yo creo que todos los que estábamos ahí teníamos buenas carpetas, pero supongo que aquellas piezas que logran despegarse de lo esperado son las que más se rescatan. En un punto también está bueno recordar que, aunque sean DGCs, DCs, el Papa o quien sea, también son personas como nosotros, les gustan algunas cosas y se emocionan con otras, y es que muchas veces vamos con miedo a contar y eso se nota, por eso está bueno practicarlo antes, hablarte al espejo, creer en tus ideas.

A veces también pasa mucho que hacemos piezas que sólo funcionan con creativos y creo que deberían funcionar con el que atiende el kiosco, con la gerenta de un banco o con quien sea. Esta bueno que le guste a un DGC, pero yo le muestro mis cosas a mi abuela y, si le gustan, las pongo en la carpeta.


Un director creativo (en este caso, Guille Castañeda de TBWA Argentina), atento a los trabajos de un futuro talento: una escena repetida en todas las ediciones globales del Portfolio Night (Foto: CCA / Muriel Farkas).
 

DAVID SÁNCHEZ, GANADOR EN EL PORTFOLIO NIGHT DE LOS EMIRATOS ÁRABES UNIDOS:
Les cuento un poco cómo llegué a Dubai, donde ya llevo trabajando cuatro años como copywriter. Desde que trabajaba en Maruri Grey en Ecuador mi idea era salir del país y ganar tantos premios como pudiese, para poder hacer de aquello mi carta de presentación para darme a conocer en otros países. Para mi suerte, estuve en el lugar correcto, en el momento correcto y con la gente correcta. El objetivo de la agencia y de los creativos con los que trabajaba era el mismo que el mío. Aprendí muchísimo y tuve muchas oportunidades.

En este proceso envié muchos emails y mensajes a LinkedIn a varios directores creativos en los Estados Unidos y Canadá. Muy pocas personas respondieron. Un día, de la nada, recibí un mensaje de Fadi Yaish, director creativo de Impact BBDO Dubai. Ni si me había ocurrido tratar en aquel mercado, estaba seguro de que sería imposible y sabía muy poco de esa parte del mundo. Luego de varias entrevistas en Skype, emails y semanas en las que pensé que ya no sucedería nada, me hicieron una oferta, que por supuesto, no dudé en aceptar. Fue un viaje de 27 horas.

Al llegar, me di cuenta de que no sabía en lo absoluto en lo que me había metido. Acá trabajan de domingo a jueves, en Ramadán no se puede comer en la calle, en los comerciales las personas no pueden aparecer sosteniendo comida con la mano izquierda. Y jamás veras perros ni tocino en ningún aviso. Estas y más cosas sólo sirven para ilustrar lo poco que conocía de esta cultura. Todas las piezas de publicidad deben ser en inglés y en árabe. En árabe sólo sé decir, hola, gracias, ayer y ojalá (que, por cierto, es una palabra árabe quiere decir algo así como “si Allah lo permite”, Oj-Allah). Así que trabajo completamente en inglés, no siempre es fácil. Esto es de producir todo en dos idiomas es una particularidad de los Emiratos Árabes Unidos. El 80% de la población es extranjera, y el inglés se ha vuelto el otro idioma del país. En el resto de los países árabes todo funciona sólo en árabe. Para mi suerte, una vez más, el director creativo tenía muchas ganas de ganar premios y sus estándares para el día a día eran muy altos. Fue un proceso muy duro, pero de mucho aprendizaje.

Algo que aprendemos en América Latina es a no depender del recurso para crear una idea que impacte. Este modo de conceptualizar ideas me ha servido mucho en este tiempo. Actualmente trabajo en Memac Ogilvy y estaba esperando con ansias el Portfolio Night: nunca había estado en uno y era una buena oportunidad para hablar y conocer gente de la industria. El día que me enteré, compré una suscripción para armar mi portfolio online. Para ser sincero, no pensé que sería considerado, por no ser de la región.

Una vez terminado el evento, hablé con varios directores creativos, me dijeron que lo que les había gustado de mi portfolio era la simplicidad de las ideas y cómo mucha de ellas apuntaban a aspectos de la cotidianeidad que todos vemos, pero nadie nota.

No puedo esperar para ir a Nueva York y conocer a todos los demás. Estoy ansioso por ver qué pasará cuando me toque discutir ideas y puntos de vista con gente del otro lado del planeta: seguro será una experiencia reveladora. Sólo puedo pensar en las discusiones, por ejemplo sobre insights. A mí me parecerá que algo es cotidiano, pero para alguien de otro país puede ser algo que nunca ocurre. Seguro estas discrepancias harán que las ideas sean grandes y universales. Prometo dar lo mejor de mí y aprender todo lo que más pueda y, claro, repartir tarjetas de presentación como billetes de Monopoly.

Por último, un saludo a mi familia, mis amigos creativos de Ecuador y de Dubai, aunque los últimos no entenderán lo que digo.
 
 

1 reply »

  1. ¡Espectacular!!…solo hay que proponérselo, y luego cumplirlo. David disfruta este sueño por el que has trabajado tanto, ahora es una realidad!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *