María Cordero, española “QA” en la Miami Ad School Buenos Aires

(ARGENTINA) – Con esta nota, PRIMER BRIEF comienza una pequeña serie de fin de año: las entrevistas a los estudiantes que, en la sede de Buenos Aires de la Miami Ad School, se encuentran en estos momentos cursando alguno de sus Quarters Away, los trimestres de segundo año que, en la modalidad de estudio de esa escuela, se cursan fuera de la sede en la que se cursó primer año. Hoy es el turno de la española María Cordero, “fanática del dulce de leche en todas sus formas”.


María Cordero, primera entrevistada de los Quarters Away, en dos versiones bien distintas.

 
POR ORNELLA PIRIS
Estudiante de la AAP
Redacción especial para PB

 
María Cordero nació en San Fernando, una pequeña ciudad del sur de España. Convencida de que la publicidad era lo suyo, se mudó a Sevilla por cinco años para estudiar la carrera de Publicidad y Relaciones Públicas en la universidad local. Una vez recibida y con su título en mano, decidió especializarse en redacción publicitaria y armó las valijas hacia Madrid. A sus 25 años y llevando uno en la Miami Ad School, le llegó el turno de sumarse a la modalidad de Quarter Away que ofrece la escuela y eligió Buenos Aires como destino. Hablamos con esta española inquieta, que se declara fanática del dulce de leche en todas sus formas, para que nos contara sobre su experiencia estudiando publicidad en el país.

—La Miami Ad School ofrece también la posibilidad de hacer una pasantía en agencia en el Quarter Away. ¿Por qué elegiste cursar en la escuela?
—Pues me parecía más interesante trabajar 100 por ciento en piezas que fueran para mi portafolio, ya que ahora es lo que ocupa todo mi tiempo y mi interés.

—¿Por qué elegiste Buenos Aires?
—Soy fan de la publicidad argentina. Las campañas que más admiro siempre suelen ser de aquí. Creo que gran parte de mi fascinación se debe a que los insights que usan te cuentan verdades muy potentes.

—¿Te costó el cambio?
—Al principio todo te parece muy distinto a tu país, pero luego me adapté muy pronto a las costumbre de aquí. ¡Sobre todo al dulce de leche y a los Open 25 que te venden chocolate a cualquier hora! Esas son de mis preferidas. La verdad es que ya me va a costar marcharme. Me gustaría quedarme por más tiempo.

—¿Qué diferencia encontrás entre la publicidad argentina y la española?
—Muchas. La publicidad argentina me parece más atrevida que la española en el mensaje que cuenta. Dice cosas que en España no se atreverían a decir.

—¿Pensás hacer otro Quarter Away?
—Pues de momento no. Pensaba volver a Madrid para el quarter de concursos y ya quedarme allí hasta terminar la escuela.

—¿Qué es lo mejor de cursar en otro país?
—No puedo quedarme con una sola cosa, son muchas. La perspectiva que te da vivir en otro país, conocer otra cultura y otras costumbres me parece fundamental para pensar en insights y, sobre todo, para abrir los ojos y ver más allá de tu “mundo”. A veces pensamos que todo es igual en todos lados, porque hay cosas que las vemos tan obvias en nuestras vidas que ni nos planteamos que sean distintas para otros. Eso me parece una experiencia fundamental para los que nos queremos dedicar a la publicidad.

—¿Cómo te llevás con los insights argentinos?
—¡Me encantan! No sé si me llevo bien o mal con ellos, lo que sí sé es que me divierten mucho, siempre acabo llorando de la risa con alguno.

—Si bien hablás español, ¿tuviste problemas con el vocabulario?
—¡Jajajajaja! Sí, los españoles usamos mucho una palabra que empieza por c y termina por r. Así que imagínate.

—¿Tenés alguna publicidad argentina preferida?
—Sí, muchas. La primera que se me viene a la cabeza es Las cosas como son, de Sprite. Me encanta el copy, es buenísimo.

—¿Alguna anécdota de tu vida en Buenos Aires?
—Me pierdo mucho por las calles, no me oriento nada bien. Me he perdido ya unas cuantas veces. Al principio intentaba orientarme por las Farmacity, pero lo dejé cuando me di cuenta de que había una en cada cuadra.

—¿Qué creés que diferencia a la Miami Ad School de otras escuelas?
—Bueno, cada lugar tienes su peculiaridades que lo hacen especial, al igual que pasa con las personas. Evidentemente, ya sea en Madrid, Buenos Aires, Berlín o Nueva York, van a existir diferencias, y eso es buenísimo. Esto es una de las cosas que hace a la Miami Ad School diferenciarse del resto de las escuelas, el poder relacionarte, estudiar, compartir y vivir distintas experiencias con personas tan diversas de cualquier parte del mundo.

—Ya estás terminando la cursada en Buenos Aires. ¿Cómo sentís que te enriqueció la experiencia?
—Me ha dado una visión y una perspectiva totalmente distintas, una mirada novedosa sobre la publicidad, especialmente del área digital. He aprendido muchísimo y siento que me llevo muchas cosas buenas para España, que si no hubiera venido nunca las hubiera conocido. ¡Estoy re contenta! :)

—¿Qué consejo le darías a los estudiantes que lean esta nota?
—Que se preocupen más en lo que dan que en lo que esperan que les den, que traten de mostrar algo nuevo.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *