La escuela que lidera la enseñanza de innovación en el mundo pasó por Buenos Aires

(ARGENTINA) – Hyper Island se presentó por segunda vez en Buenos Aires anteayer, para brindar un workshop gratuito en las instalaciones de Founders Place Palermo con la colaboración de Felipe Vallebela, CD de Visual Latina, y Beto Resano, CD de Shango Interactive. Marcos Montenero estuvo ahí y lo relata.


Un público variado y especializado en el encuentro: Hyper Island volvió a Buenos Aires. (Fotos de toda la nota: Miguel Peña)

 
POR MARCOS MONTENERO
Egresado como redactor de la AAP / Estudiante actual de la UCES
Redacción especial para PB

 
La cita del miércoles 26 de febrero constó de tres instancias. Primero Emilia Åström, ex alumna de Hyper Island y coordinadora del taller, dio una introducción explicando en qué consiste la escuela digital sueca y sus principios básicos. A continuación, Felipe Vallebela nos brindó su experiencia sobre la Master Class de Hyper Island que realizó en Nueva York. Por último, y para terminar con la primera instancia de introducción, Beto Resano contó su experiencia como CD de Shango Interactive y presentó el brief de SkullCandy para trabajar en la segunda instancia del taller.


Distintas escenas del taller del miércoles.

 
Luego de la parte informativa, se llevó a cabo el workshop propiamente dicho. Se formaron grupos de trabajo de seis personas, todas desconocidas entre sí. Cada persona de cada grupo se presentó ante sus colegas y se definió como si fuera una aplicación digital.

Presentados todos, llegó el momento de trabajar. En tres fases de diez minutos, con diferentes consignas, cada grupo llegó a la solución del problema planteado por Beto Resano.


Los grupos trabajan y, luego, presentan.

 
En la tercera instancia del taller, cada grupo presentó su trabajo y se llevó a cabo la “Reflection” de la experiencia vivida: cómo había resultado el trabajo, cómo fue trabajar con gente desconocida, dudas e inquietudes que surgieron en el transcurso del taller, entre otras.

 
ACERCA DE HYPER ISLAND
Todo comenzó en el año 1994 en Estocolmo, Suecia, cuando Lars Lundh, Jonathan Briggs y David Erixon discutían un proyecto próximo al CD-ROM. Fue en ese momento cuando se dieron cuenta de que la era de la tecnología digital estaba ya encima de nosotros y de que las organizaciones tenían que evolucionar en consecuencia si querían sobrevivir. Tuvieron la oportunidad de crear una institución de educación profesional basada en la flexibilidad para anticipar y hacer frente al cambio. Ese sería un lugar que inspirara la creatividad y la innovación, desafiando a los participantes a practicar el aprendizaje experiencial: cuestionar, reflexionar y explorar distintos enfoques para resolver desafíos. Las primeras instalaciones de la escuela se abrieron en 1996 en una antigua prisión militar en una isla en Karlskrona, en el sureste de Suecia. Así nació Hyper Island: “Hyper” era un término de codificación popular. A 18 años de su nacimiento, Hyper Island cuenta con instalaciones en Estocolmo, Nueva York, Manchester y Singapur, además de la original de Karlskrona. Y ofrece programas como: Digital Media Creative, Interactive Art Director, Digital Data Strategist, Motion Creative, Mobile Creative y MA Digital Media Management. Algunos son cursos intensivos; otros, a medio tiempo; y otros son programas a tiempo completo.

 
MÉTODO HYPER ISLAND
El método Hyper Island consiste en un conjunto de herramientas que se centran en el porqué, más que en el cómo o en el qué; y a través de un equipo de colaboración, en vez de ser un esfuerzo individual, se desafía a los participantes a crecer personal y profesionalmente. Hyper Island intenta introducir nuevas formas de pensar y de aprender para que los participantes se desarrollen en aprendices de por vida.

 
FILOSOFÍA HYPER ISLAND
Hyper Island se centra en seis principios rectores fundamentales:
– Aprendizaje permanente.
– Estar listo para el mundo real.
– Liderar el cambio.
– Aumentar tu potencial.
– El equipo lo es todo.
– Cambiar el mundo.

 

“Hyper Island in a Nutshell”, un video realizado por los mismos alumnos de Hyper Island.

 
A modo de conclusión se podría decir que Hyper Island no es una escuela más y que, a pesar de no tener ninguna instalación cerca de Latinoamérica, en el taller que brindó en Buenos Aires se pudo sentir la libertad de la creación y el cambio de pensamiento que intenta enseñar al mundo.
 
 

Categorías: Eventos

Artículo etiquetado como: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *