Cómo cuidar tu capital más importante, por Chechu Pérez

(ARGENTINA) – Cecilia Pérez, Chechu para los amigos, es redactora en Young & Rubicam Buenos Aires y ostenta una carrera que, de 2005 para acá, incluye los pasos por ADN Comunicación y por Dentsu, más algunos premios como un león de Cannes en 2011 y premios en El Ojo de Iberoamérica y en el FIAP en 2012. Columnista de PB y creadora del proyecto Coach del Creativo Publicitario, hoy Chechu te cuenta cómo distinguir las posibilidades en el trabajo y cómo usarlas para destacar; ya no tenés más excusas.


A la izquierda, Daniel Pérez y Marina Stern, dupla creativa de La Comunidad; a la derecha, Guido Lubel y Joaquín Ibarguren, dos juniors de Young & Rubicam Buenos Aires: a todos ellos, junto con Lucas Romero y Alejando Rattenbach, elogia Chechu Pérez en la columna de hoy. (Fotos: Archivo PB)

 
POR CHECHU PÉREZ
Licenciada en Publicidad por la UAI, también formada en Underground y en la Escuelita
Redacción especial para PB

 
Dos artículos atrás tratamos un tema que tenía que ver con cómo elegir agencia, y la verdad mucha gente se sintió cómoda con lo que tratábamos allí. Es por eso que hoy vamos a hablar de tu capital, ya que usualmente se piensa que un trainee o un junior no tienen mucho para ofrecer. Usualmente uno está concentrado en la agencia o en el lugar. Todo parece maravilloso —por la pasión que llevamos dentro— y se pierde de vista esto que quiero tengas en mente ¡para que no lo pierdas!

La realidad es que cuando estás transitando los primeros pasos de la carrera vos tenés dos capitales de enorme valor que podés empezar a rentabilizar ahora mismo.

El capital número 1 es el TIEMPO LIBRE. Un director creativo y un senior, por más que sepan más que nosotros, carecen de este recurso. Eso quiere decir que, si elegiste la agencia correcta y te dan chances, va a llegar un momento en que los profesionales no van a tener tiempo y vos vas a ser el único compitiendo por una orden. Te cuento: acá puede estar tu clave para concebir una idea que pueda hacerte crecer. Cuando vos tenés a la gente con más experiencia ocupada y haciendo cosas de grandes, los “chicos” pueden tener más tiempo para experimentar. El tiempo libre que vos tenés en la agencia sin que un solo cuentas te preste atención, o sin una reunión con el cliente, te da la ventaja de poder dedicar un rato más largo a pensar. Sin interrupciones uno puede pensar más y, en consecuencia, aumentan las chances de publicar una idea que se exponga en el mercado creativo profesional.

El capital número 2 es el ENTUSIASMO. Los profesionales ya conocen bastante bien cuáles son las oportunidades a la hora de publicar. Ya están algo acostumbrados y quemados con ciertas marcas. Entonces se desaniman y dejan pasar oportunidades. Es normal que si yo hace seis años que trabajo para una marca, no se me ocurra llevarle al cliente un aviso no pedido. El trainee o junior, con la impronta de ser nuevo, de tener esperanza, puede muchísimas veces lograr algo que un profesional con diez años de carrera no puede. Acá es donde tenés que prestar atención en cómo nutrir tu carrera con pequeños y gigantes descubrimientos. Quizás es una acción de Facebook sin presupuesto, quizás es un avisito de salutación que sale en Chaco. El hecho de publicar puede sumar a tu carpeta, puede incluso darte la experiencia de ir a una toma profesional. Puede, por qué no, salir Lápiz de Oro del mes y generarte un ascenso.

Bueno, y continuación, algo que me gusta hacer siempre: compartirte casos reales, de chicos como vos que capitalizaron estos puntos que te comento y los volvieron rentables. Hoy vamos a ver dos ejemplos inspiradores.


Los dos ejemplos, creados el primero por Marina Stern y Daniel Pérez y el segundo, por Guido Lubel, Joaquín Ibarguren, Lucas Romero y Alejando Rattenbach.

 
El primero, que ves arriba a la izquierda, es de Marina Stern —apasionada si las hay— junto a un amigo de la casa, Daniel. Ambos trabajan en La Comunidad. Ella, redactora; él, director de arte. Tomaron un tema de coyuntura y publicaron un aviso en conmemoración de la muerte de Gustavo Cerati. Estoy segura de que, desde su carpeta, llegará a buen puerto. Este es un aviso que es inherente a la marca —a la música— y fue realizado con bajo presupuesto, algo que los clientes adoran. Yo sé que la muerte de Gustavo es triste y nos ha afectado a todos; esta fue una buena forma de trabajar bien en pos de ese evento.

La segunda idea, la pieza de la derecha, es de Guido Lubel, Joaco Ibarguren, Lucas Romero y Alejando Rattenbach, actuales juniors de Young & Rubicam Buenos Aires que, junto a Matias Varise, Juan Geirola, Damián Palópoli y Flor Tiraboschi, empujaron esta idea como campeones. Les confieso: ellos tenían la misma orden que yo, el Mundial de Básquet en Olé, pero yo hice titulares como el cliente pidió, para no perder el tiempo; ellos, en cambio, pensaron esta idea. Publicó y la verdad es que quedó muy bien. Hoy por hoy lo tienen en sus carpetas y, la verdad, los felicito con el corazón porque sé que le pusieron garra.

Bueno; ojalá sirva esto de inspiración para cuidar tu carrera. Por cualquier cosa, espero tu duda a soporteparacreativos@outlook.com. Que tengas una buena semana.

 
Chechu
 
 

1 reply »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *