Mirá por donde caminás: la estrategia de Mlab para los adictos al celular

(BÉLGICA) – ¿Cuántas veces te pasó de ir caminando, mirar concentrado el celular, y de repente… ¡pum!: te chocás con alguien que no habías visto venir? Sí, casi todo el tiempo. Tratamos de ir pispeando… pero escribir y mirar el camino a la vez no son aliados; no hay caso. En Amberes, una ciudad belga, implementaron un sistema muy divertido que a la vez logra, ingeniosamente, hacernos más conscientes sobre este tema. ¡Mirá qué copado!


La estrategia de Mlab: carriles para transeúntes adictos a los teléfonos móviles. Fuente: Mlab.

 
En Amberes, implementaron una nueva “medida de seguridad”: carriles para caminar mientras se manda mensajes de texto, para los peatones que estén ocupados en sus teléfonos. Los carriles están en el medio de la calle (calles que no tienen acceso automovilístico) y deben haber sorprendido a más de uno.

Esto se debe a una estrategia de marketing de Mlab, marca de telefonía celular. Mlab es una empresa que se encarga de solucionar los problemas de conexión entre móviles e Internet. La intención de la marca es dar a conocer el peligro que puede tener la adicción al teléfono.
Si bien estos carriles son puro marketing, es uno de los ejemplos en donde la innovación puede despertar la conciencia de los usuarios. Los mensajes de texto mientras se conduce o mientras se camina son, muchas veces, peligrosos.


Fuente: Mlab.

Aunque Mlab pertenece a la industria móvil, comparte alguno de los riesgos que la adicción al teléfono móvil puede traer: “Hace que los peatones se lleven por delante palos u a otros peatones. Podrían, sin saberlo, incluso poner en riesgo su propia vida, cuando cruzan la calle mirando el teléfono y no hacia arriba”.
Lo que quieren remarcar es la importancia de tener una visión periférica mientras uno camina y que los usuarios tengan atención sobre lo que está sucediendo a su alrededor y no sólo en sus pantallas. Ingenioso, ¿no?

 
 

Categorías: Fuera del tarro

Artículo etiquetado como: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *