Joselyn de Almeida y Pablo Cisneros, de Miami Ad School a Furia: “Muestren sus ideas”

(IBEROAMÉRICA) – No es la primera vez que entrevistamos a estudiantes de publicidad que están dando sus primeros pasos en el mundo de las agencias grandes. Hoy hablamos con Joselyn, venezolana, y Pablo, ecuatoriano, estudiantes en Miami Ad School Buenos Aires que fueron invitados a formar parte de Furia, luego de haber realizado una pasantía ahí. En la nota, los chicos nos cuentan cómo se dio su regreso y cómo venir de países distintos ayuda a que funcionen mejor.

ARG-AlmeidaCisneroFuria-580
Joselyn y Pablo, de regreso en Furia.

 
POR JOSÉ ESCANÉS
(Retrato JE: Oki Guzmán – Fotos de la nota: Gentileza JDA y PC)

 
Las pasantías son una de las oportunidades más importantes para un estudiante universitario. La posibilidad de salir del aula por unas horas y meterse en una realidad prácticamente distinta es algo que muchos esperan con ansias, pero que deben saber aprovechar.

Joselyn de Almeida (venezolana) y Pablo Cisneros (ecuatoriano) estudiaron en Miami Ad School Buenos Aires, donde tuvieron la oportunidad de trabajar por un tiempo en Furia, la agencia independiente que lidera proyectos internacionales y verdaderamente especiales. El desempeño de los chicos fue tan bueno que al tiempo fueron convocados para sumarse al equipo de la agencia. ¿Sabés qué? Mejor dejamos que ellos nos cuenten toda la historia.

PRIMER BRIEF: ¿De dónde es cada uno?
Pablo Cisneros: Yo soy de Cuenca, la tercera ciudad más importante de Ecuador.
Joselyn de Almeida: Yo vengo de Caracas, Venezuela.

PB: ¿En qué instituciones estudiaron antes de Miami Ad School Buenos Aires?
PC: Soy ingeniero en marketing de la Universidad Panamericana de Cuenca, la UPAC. Antes de la Miami no había estudiando algo parecido.
JDA: Yo soy licenciada en comunicación social de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, la UCAB. Hice varios cursos de redacción creativa antes de la Miami, pero nada más.

PB: ¿Qué los llevó a buscar otro lugar de estudio?
PC: Estaba trabajando en una agencia de publicidad en Cuenca más enfocada a lo digital, La Motora. Pero quise meterme más en la parte de dirección de arte y escuché que la Miami era buena; entonces me vine.
JDA: En la uni me dieron las bases de la publicidad, pero estaban más enfocados al departamento de cuentas y yo estaba segura de que eso no era lo mío. Luego empecé a hacer pasantías por varios departamentos y ninguno me convenció: tenía que ser creación. Como siempre había escuchado que la publicidad argentina era la mejor de Latinoamérica, me dije “¿Qué mejor que estudiarla allá?”.

PB: Joselyn, ¿nos contás cómo conociste a Pablo?
JDA: Lo conocí en la Miami desde el primer día, hace más de año y medio. Al comienzo no éramos tan unidos, creo que porque no le entendía muy bien (risas). De hecho no le entendía nada. Tiene un acento muy raro, pero aprendes a agarrarle cariño y hasta a usar algunas palabras como “canguil”, “chuchaqui”, “guagua”, “ñaño” o bacán” (que, por cierto, odia que las diga imitándolo, pero es muy gracioso). Ahora funcionamos bastante bien.
PB: Pablo, ¿es tal cual lo cuenta Joselyn?
PC: Puede ser, pero igual ella habla muy venezolano y a veces soy yo el que no le entiende nada. Esos venezolanos tienen expresiones feísimas: “Cónchale, vale chamo”; “bicheame esto ahí, pues”; ¡y con un acento que se queda entre Cuba y Puerto Rico!

PB: Nos comentaron que estuvieron en Furia previamente como pasantes. ¿Qué es lo que más recuerdan de esa experiencia?
PC: Lo que más me gustó fue la variedad de las marcas que había para trabajar. Tuvimos la oportunidad de pensar para marcas de afuera como Google México, Dr. Pepper, un helado mexicano llamado Yellow; y para varias marcas de aquí como Quilmes y Banco Santander.
JDA: Lo que más recuerdo es sentarme al lado del director creativo mientras leía mis textos (eso siempre me ha dado pánico, no me gusta ver a la gente mientras lee lo que escribo). En la escuela siempre presentamos la idea al comienzo y después el caso/gráfica/comercial ya resuelto; normalmente no el proceso. Y en ese momento había una redactora senior que me hacía correcciones y después le pasaba mis textos al director.

PB: ¿Siguieron en contacto con sus jefes y compañeros después de la pasantía?
PC: Sí, a veces les daba like a sus publicaciones de Facebook.
JDA: Por las redes sociales siempre estábamos al tanto de las cosas y a veces cuando coincidíamos en la calle nos quedábamos hablando.

PB: ¿Cómo volvieron de forma permanente?
JDA: Un día nos escribió Guillote Bagnato, el DGC, y nos preguntó si seguíamos en la Argentina, si estábamos trabajando o si teníamos algún plan. Le respondimos al toque y nos vimos al día siguiente. El lunes ya teníamos nuestro puesto en la agencia.

PB: ¿Qué creen que diferencia a Furia de las demás agencias?
JDA: Lo que me gustó de Furia cuando éramos pasantes es que nos tomaban muy en cuenta al momento de presentar ideas a los clientes. No sé cómo será en otras agencias, pero eso me llamó mucho la atención. También que tiene muchas cosas artísticas, mucho diseño, pedidos institucionales a los que el cliente da permiso de darles una vuelta creativa, lo cual está muy bueno.
PC: Creo que ser parte del grupo Richards/Lerma y trabajar directamente con México y con los Estados unidos abre puertas y formas de pensar distintas a las de una agencia tradicional.

PB: ¿Hay algún proyecto que nos puedan contar y que les haya gustado hacer en la agencia?
PC: Para la marca Tesa hicimos un pack de envío de las cintas; al final, cuando nos fuimos, un diseñador hizo la parte gráfica, pero la idea me gustó mucho como nos quedó.
JDA: Cuando estuvimos como pasantes pensamos unas ideas para Google México sobre un evento que iban a hacer por los diez años: esas ideas me gustaron bastante. Y ahora, bueno, solo tenemos dos semanas y vamos poco a poco, pero seguro se vienen cosas súper interesantes.

PB: ¿Cómo hacen para balancear su cursada en la Miami Ad School con el trabajo de agencia?
JDA: ¡Faltando a clases! (risas). Nos quedamos después de clases sacando las ideas de la semana y los fines de semana siempre estamos haciendo tarea. Pero se nota la calidad de las ideas cuando le ponemos un poco más; entonces vale mucho la pena.

PB: ¿Qué les recomiendan a los estudiantes que quieran llegar pronto a una agencia?
JDA: Que aprovechen las oportunidades. Si pueden hacer pasantías, pero no se sienten seguros o les da miedo ¡háganlas igual! Y cuando entren a una agencia no se queden con eso. Piensen, piensen y muestren sus ideas, reciban devoluciones, hagan los cambios y sigan mejorando, porque si hacen un buen trabajo capaz más adelante los llamen.
PC: Recuerden siempre dejar una buena impresión para que la puerta quede abierta.
 
 

1 reply »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *