Los estudiantes de Brother Barcelona ganadores en El Sol: “Es un camino hacia algo grande”

(ESPAÑA) – Luego de una seguidilla de renocimientos, los estudiantes Andrés Huerta Díaz y Teresa Kavispasky se llevaron el mayor premio en la categoría para estudiantes del festival de publicidad. Desde la beca que ganaron para estudiar en Brother Barcelona, hasta conseguir que otro de sus trabajos sea incluido en el anuario del Club de Creativos, los jóvenes creativos no dejan de prometer (y cumplir).

ESP-Andrés-Huerta-Tereza-López-Brother-Barcelona-El-Sol-580px
Andrés y Teresa en el escenario de El Sol 2016, recibiendo su nuevo premio.

POR JOSÉ ESCANÉS
Redactor PB
(Fotos de la nota: Gentileza TK)

 
La primera vez que PRIMER BRIEF supo de Andrés Huerta Díaz y Teresa Kavispasky fue hace unos meses, cuando su trabajo FitToy resultó ganador en el concurso Brother Prototyping, que proponía premiar “ideas genuinas, de esas que te hacen sentir realizad@ porque son para hacerles bien a un amigo, a una familia, a un barrio, a un país o ¿por qué no?, al universo”. Gracias a esto, los dos fueron becados para hacer el curso anual de Brother Barcelona, la escuela más premiada en España.

Juntos empezaron a triunfar en los concursos y festivales de los que participaron, formando una dupla de trabajo cada vez más fuerte. Su último logro fue el primer lugar en la categoría Jóvenes Creativos de El Sol, el importante festival de publicidad hispana (que este año cumplió treinta años), donde su caso Siglas fue elegido como la mejor idea para combatir la desigualdad de los hombres y mujeres en las agencias de publicidad. Y como detrás de una buena idea siempre hay mucho para contar, hablamos con Andrés y Teresa para que nos contaran todo.

PRIMER BRIEF: Por empezar, ¿cómo llegó cada uno a Brother Barcelona?
Teresa Kapisvasky: Cuando tienes un problema, la mejor forma de solucionarlo es contándoselo a todo el mundo. El nuestro era encontrar gente con frescura y apasionada por el oficio, hasta que nos cruzamos con Silvia J. Carreño y Victor Mazariegos, y nos contaron como Brother les cambió la vida.

PB: ¿Y cómo fue que empezaron a trabajar juntos ahí?
Andrés Huerta Díaz: El primer brief al que nos enfrentamos juntos fue en segundo de carrera. Trataba de conseguir un piso bonito al menor coste. Nos divertimos preparando una lista de argumentos para conseguir bajarle cincuenta euros el precio de alquiler a nuestro casero. Al ver que eso funcionó creímos que juntos podríamos conseguir buenos argumentos para las ideas.

PB: ¿Cuántas más horas de trabajo, revisión y más trabajo hubo desde ese momento hasta este Oro en El Sol?
TK: Desde la negociación con nuestro casero hasta ahora han pasado cuatro años trabajando juntos. Pero el mayor progreso lo hemos dado en los últimos dos meses, una vez dejado nuestro trabajo en una multinacional textil desembalando cajas, pudimos dedicar de pleno nuestro tiempo a la creatividad.

PB: ¿Pueden contarnos rápidamente del brief que el festival había propuesto este año para los estudiantes?
TK: Trató de dar visibilidad al trabajo de las mujeres. Mostrar referentes femeninos que sirvan de inspiración a las futuras generaciones.

PB: ¿Qué les pareció tener que tratar una problemática que hace años viene pidiendo soluciones?
AHD: Era muy necesario; todos luchamos por conseguir sacar adelante la creatividad y el negocio, y todos pagamos con nuestro tiempo, pero solo ellas cargan con el peso de ser las últimas elegidas para salir a la cancha. Porque el último al que se elige, sale con menos ganas de jugar. En su momento nos pareció un tema muy complejo porque no nos habíamos planteado antes esa pregunta, pero no creer en las convenciones nos ayudó a dar una propuesta que nos hiciera olvidar la fuerte dualidad de género que aún a nosotros nos cuesta entender y creer que exista.

PB: ¿Supieron que tenían algo especial entre manos o el premio los agarró por sorpresa?
AHD: El premio no nos agarró por sorpresa. Durante este año solo nos hemos presentado a festivales cuando nos hemos sentido cómodos con la idea que queríamos presentar, sino lo dejabamos pasar. Y para comprobar si es especial, tendríamos que realizar la campaña y comprobar resultados.
TK: Es una idea sencilla y bastante neutral, nos encanta pero debe gustarle a “ellas” y conseguir una respuesta positiva de la gente. Sin duda es un buen camino hacia algo más grande.


“Siglas”, el caso con el que Andrés y Teresa se llevaron el Oro en Jóvenes Creativos de El Sol.

PB: ¿Qué otros premios han ganado como dupla?
AHD: Este año hemos sido becados en concurso Brother Prototyping con Fittoy, una pieza de innovación. Más tarde, Teresa ganó en solitario un oro en la categoría televisión, y el grand prix del Drac Novell. Tuvieron que pasar unos meses para ser preseleccionados con la pieza Yayowifi que saldrá publicada en el anuario del CdeC, para después durante el festival ganar el Hack For Good, un brief con deadline de 42 horas.
TK: Poco tiempo después ganamos el Sitges Next, un festival independiente de innovación con nuestra idea de Fittoy. Y por último el Sol, con el brief más sensato de todos los festivales. Los problemas se solucionan mirando hacia dentro, no hacia afuera.

PB: ¿Qué es lo que más les gusta del otro para trabajar?
AHD: Lo mejor de Teresa es la resistencia a lo largo del tiempo para encontrar una solución adecuada al brief. Propone ideas con la misma facilidad que las aniquila si no tienen brillo. Además, su filia por la imagen le ayuda a encontrar videos para los casos con gran facilidad.
TK: Andrés es un poeta. Su visión del mundo es puro romanticismo y hace observaciones desde ángulos desde a los que a nadie se le ocurriría mirar. Prende mi cabeza y por ello es un catalizador de la creatividad brillante. Confía mucho en mí y siempre consigue empoderarme. Cuando le conocí en la universidad, yo estaba a punto de abandonar, pero hizo que me enamorara de esta profesión y hasta el dia de hoy haya conseguido todo lo que me he propuesto siempre estando a mi lado.

PB: Además de este, ¿qué recuerdos gratos se llevan de Brother?
TK: El mejor recuerdo es la forma en la que Mauro a mitad de curso nos dijo que dejásemos de hacer el capullo. Odiamos a la gente que te dice “Buen trabajo” cuando pueden ayudarte a darlo todo.
AHD: Cualquiera de las clases que por mucho que ese día estuvieras hundido, salías con las pilas cargadas y con todas las ganas de comerte el mundo.
TLK:Y por supuesto las fiestas.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *