El equipo de Miami Ad School Buenos Aires ganador en Nuevos Talentos: “A seguir trabajando duro”

(IBEROAMÉRICA) – El grupo formado por Mario Guerrero Peñalosa, Gustavo Luy, Alejandro Álvarez y Mauricio Borda Orellana en Miami Ad School Buenos Aires fueron noticia cuando metieron no uno, dos o tres, sino cuatro shortlist en el concurso para estudiantes de El Ojo de Iberoamérica. Finalmente, su idea Cokeis for you fue elegida como el jurado como la segunda finalista el premio mayor, por lo cual fueron invitados a la última jornada del festival de publicidad (y a su fiesta de cierre, como ellos mismos nos contaron). Seguí leyendo para conocer más de cómo, pasándola mal, llegaron al podio de ganadores.

ibe-nuevos-talentos-guerrero-penalosa-luy-alvarez-borda-orellana-580px
Katzi Olivella, gerenta senior de comunicaciones integradas de marketing para Coca-Cola Argentina, entregando a Mario Guerrero Peñalosa, Gustavo Luy, Alejandro Álvarez y Mauricio Borda Orellana su premio en Nuevos Talentos (Foto: Gentileza El Ojo de Iberoamérica).

PRIMER BRIEF: ¿Cómo están después de haber ganado este reconocimiento?
Mario Guerrero Peñalosa: En un punto ni siquiera caes en cuenta hasta que pasa mucho tiempo. Creo que no hemos caído en cuenta aun de lo que hemos hecho.
Mauricio Borda Orellana: La verdad que fue un tanto surreal. Al saber el nivel que tiene el ojo y la cantidad de piezas ingresadas fue una alegría saber que habían sido elegidas como finalistas.
Alejandro Álvarez: Yo creo que también nos ocurrió algo increíble, fuimos ambiciosos y presentamos cuatro piezas cuando lo normal es tres. Y tras eso conseguimos las cuatro shortlist creo que no éramos conscientes de la importancia que tenía, y cuando al final quedamos en el podio fue una mezcla entre decepción, alegría y perspectiva del logro que se acrecentó al estar en la gala y ver la magnitud del festival.

PB: ¿Qué les pareció el brief del concurso al principio?
Gustavo Luy: Te diría que me pareció horrible, pero también un desafío.
MGP: Para ser sincero no nos había gustado nada, pero nos hizo salir de nuestra zona de confort y tal vez por eso tuvimos esos resultados.
AA: Mis compañeros son muy pesimistas. Yo creo que más allá del brief , que siempre ilusiona trabajar para Coca-Cola, nuestro problema era que veníamos de trabajar en la escuela para un cliente real: justo Coca-Cola. Y entonces no nos dejó desconectar.

PB: ¿Qué dificultades los tenían peleados con el brief?
MGP: La principal fue que pedían algo que la marca lleva haciendo muy bien hace mucho. Un sampling bueno e innovador es algo que Coca-Cola conoce.
AA: Justo lo que dice Mario, que Coca-Cola te pida un sampling es como que Messi te pregunte cómo meter un gol. Llevan años haciéndolo y recibiendo mil propuestas de agencias que les llega la inspiración y se las mandan. Era difícil buscar algo nuevo por ahí.

PB: ¿Qué los hizo amigarse un poco y empezar a pensar más tranquilos?
MBO: El hecho de que es Coca-Cola. Eso nos daba la posibilidad de apuntar más alto. De querer crear algo más. Personalmente me gusta mucho el claim de Taste the feeling. Ya no celebrando los momentos perfectos de la vida, si no más autentico.
MGP: Nos emocionaba hacer algo distinto, lanzarnos a intentar algo que pudiera funcionar. Somos cuatro chicos de distintos países con culturas distintas, entonces tal vez por eso buscábamos ideas que funcionaran en lugares diferentes.

PB: ¿Tuvieron algún proceso en particular para trabajar o simplemente fueron horas y horas de trabajo?
AA: Durante varias semanas llevamos puntas a clase y les hacíamos lo mismo: en lugar de hacerla crecer; intentábamos destruirla. Si sobrevivía a nuestro ataque sentíamos que algo grande podía haber.
GL: Al principio eran fuegos artificiales, que aparecen y ya no los veíamos más. Mucho trabajo hubo de parte de nuestro profesor Diego Rubio, que vislumbró cuáles eran los indicados, los cazó y nos dio con palos para que los trabajáramos.

arg-miami-ad-school-diego-rubio-580px
Diego Rubio, DGC en Latin 3 y profesor de Head to Head en Miami Ad School Buenos Aires.

PB: El concurso permite tres ideas por inscripción, luego de las cuales se paga un monto extra para sumar más. Ustedes tenían cuatro y mandaron todas. ¿Qué les dijo que había que hacer eso?
MBO: Somos tercos. Sinceramente fue el trabajo y cariño invertido en cada idea. El tiempo, los trasnoches, el tener que encontrarnos después de las actividades de cada uno, los domingos sin holgazanear. Todo eso hizo que a nuestras cuatro piezas les tengamos mucha fe. Además queríamos ver como se medían en el campo de batalla.
MGP: Como cuando ves a la chica que te gusta y sientes cosas raras en la panza o cuando comes tu hamburguesa preferida. Fue una cuestión más de amor propio, de confiar en nuestras ideas por más que los demás no lo hicieran.
GL: Coca-Cola es una marca que más allá de la creatividad, valora mucho la estrategia. Y sentíamos que teníamos caminos estratégicos bien “cocacoleros”.

PB: No había dos ideas parecidas, sino que todas tenían lo suyo.
GL: Exacto. Uno tenía más tecnología, otro tenía digital, otro era más conceptual, y el último era de experiencia. Podíamos escoger tres, pero sentíamos que el que dejáramos afuera podía ser el futuro ganador. Así que hablamos para inscribir la cuarta idea y le dimos para delante.

PB: ¿Y cómo fue cuando se enteraron que todas habían pasado a la final?
AA: Grupo de Facebook, 12 de la noche: “Chicos, 17 finalistas, 4 shortlist, felicidades”. A eso le siguió gritos del Negro y Mario diciendo: “Noooooooo!” (Risas)
MBO: Como siempre está haciendo bromas no sabía si creerle. Entré al link y efectivamente era cierto. Fue bastante increíble ver tantas veces nuestros trabajos.

PB ¿Cómo la pasaron en El Ojo 2016, entre recibir su premio y las conferencias del evento?
MBO: Para empezar que no la creíamos. Seguíamos en duda si era real. El momento donde sabes que estas rodeado de creativos y sales como un nuevo talento es increíble. Las conferencias te permiten ver lo que no sale en el brief y tener un conocimiento de los casos más completos.
GL: Hace dos años que estoy en Argentina, pero nunca había ido a El Ojo. Fue la primera vez ahí yendo ahí, además de la primera vez en subir al estrado. Fue muy emocionante ver que personas de otros lados se acercan y nos felicitaban, lo cual significa que todo valió la pena.
MGP: Fue un día raro. Llegamos temprano y no sabíamos con qué nos íbamos a encontrar. Ese día íbamos a El Ojo, pero con la ilusión de subir al escenario y fue lindo ver a tus amigos en ese momento, en ver a los conocidos, y más allá del premio, poder abrazarnos y felicitarnos por un buen trabajo. Comimos demasiado. Queremos culpar a los nervios.
AA: Cuando Mario dice comer se refiere a ingerir líquidos. Una pasada de día, disfrutamos muchísimo y fue una gran sorpresa porque además yo ni siquiera sabía que subiríamos al escenario. El Ojo es un festival increíble.

PB: ¿Qué se viene ahora para este equipo de Nuevos Talentos?
GL: Ahora hemos enviado piezas a Diente. New York Festival, One Show, D&AD, Clio y más adelante, Cannes. Queremos apuntar y ganarlos todos para hacernos un nombre de a poquito en la industria.
AA: No nos pongas la etiqueta de Nuevos Talentos que se avanza más rápido en las sombras que bajo el foco. Nada cambia, a seguir trabajando duro, a seguir aprendiendo y a seguir acumulando ideas que gusten a la gente pero sobretodo que nos ilusionen a nosotros.
MBO: Seguir trabajando. Ya entendimos la hermenéutica y encontramos cierta sinergia. Entonces ahora nos queda meterle más esfuerzo y más trabajo.
MGP: Y encontrar el celular que Alex perdió ese día en la fiesta. Luego veremos.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *