“Algo sobre mí”, cuenta Angeles Picó, la mejor alumna de El Faro

(ARGENTINA) – En la escuela de dirección de cuentas que dirige Leo Ferrari, Ángeles fue la ganadora del SuperBowl de Cuentas 2017: la que mejor performó en los cuatro meses que dura el curso y la que recibió el mejor puntaje en la actividad final, votada por sus compañeros.


Ángeles Picó, fotografiada por su profe, el director de El Faro Leo Ferrari, apenas terminado el curso 2017.

 
POR ÁNGELES PICÓ
Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Nacional del Nordeste y técnica en publicidad por la Universidad de la Cuenca del Plata
Redacción especial para PB

 
“Una correntina en Buenos Aires. Una versión de “Peggy Olson” del año 2000, quien dejó su ciudad del interior para venir a la gran Buenos Aires (“gran Avenida Madison”) en busca de profundizar sus conocimientos sobre publicidad para así conseguir ser parte de ese apasionante mundo”. (Así se presenta Ángeles, en tercera persona. Abajo cambia a la primera y transmite su entusiasmo por lo que hace y por lo que sueña).

*******

 
Soy oriunda de Paso de los Libres, provincia de Corrientes. Estudié licenciatura en comunicación social en la Universidad Nacional del Nordeste, y fue en aquellos primeros años de cursado cuando descubrí en mí un gran interés por la publicidad. Por eso, paralelamente a la carrera de comunicación realicé la tecnicatura en publicidad en la Universidad de la Cuenca del Plata.

Durante esos años de estudios en Corrientes realicé una pasantía en el área comercial de una radio de la ciudad capital (Radio Sudamericana), donde una de mis tareas preferidas, que me representaba un desafío fascinante, era redactar spots publicitarios para diferentes anunciantes o potenciales anunciantes de la radio.

También hice una auditoría de comunicación en la Honorable Cámara de Senadores de la provincia de Corrientes, tras la cual presenté un proyecto de planificación para optimizar la comunicación interna y externa de dicho organismo.
Pero si de mis verdaderos inicios en el ámbito laboral debo hablar no puedo dejar de mencionar a mi gran escuela, la empresa familiar (óptica, joyería y relojería), donde desde chica y hasta el día de hoy, incluso desde la distancia, me desempeño en diferentes labores, sobre todo los relacionados a ventas y publicidad.

Así llegué a Buenos Aires, con toda la adrenalina que representa para alguien del interior venir a vivir a la atrayente y cautivadora capital del país. Habiendo concluido mis estudios en comunicación social y con una tecnicatura en publicidad culminada, que no hizo más que profundizar ese interés por la disciplina e impulsar mi deseo por poder seguir aprendiendo y llegar algún día a trabajar como publicitaria.

Recién llegada, y guiada por el bichito de la curiosidad, realicé algunos cursos de marketing digital, específicamente de contenidos. Pero seguía pendiente de mi deseo de aprender más sobre publicidad y poder insertarme en ese fascinante mundo en el que todo parece ser posible. Y así fue que, buscando cursos por internet, me encontré con el Superbowl de Cuentas de El Faro.

Desde el primer día, la buena onda, el profesionalismo y la pasión por la publicidad que transmitía Leo mi profesor me hicieron sentir que estaba en el curso correcto. Cada miércoles asistía con más ganas de aprender de las clases como de los intercambios de conocimiento con mis compañeros: Valentina, Rama y Diego. Todos con diferentes formaciones, de los que aprendí mucho y con quienes creo que disfrutamos cuatro meses de cursado muy enriquecedores, con muchas risas y complicidades.

El trabajo final fue el gran desafío, para el cual nos preparamos en todo el cursado: pensar y planificar una campaña 360º para lanzamiento de un producto de una gran marca como es Bimbo, con la que me tocó trabajar, resultó ser “un partido intenso”. Planificar y coordinar actividades, saber llegar al target siguiendo un concepto y lograr materializarlo de la manera más eficaz en diferentes actividades. La adrenalina de concebir esa “gran idea” y que además funcione fue apasionante y muy satisfactoria.

Llegué al Superbowl de Cuentas con ganas de aprender más sobre publicidad y conocer ese famoso mundo de ser “un cuentas”. Hoy, después de haber culminado el curso, puedo decir que encontré mi lugar en la publicidad, desde donde me siento capaz de ofrecer lo mejor de mí.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *