Valeria Moreno, ganadora de la beca Helen Lansdowne Resor: “Es importante que haya más mujeres contando sus historias”

(MÉXICO) – La directora de arte se encontraba estudiando en la Miami Ad School México cuando JWT Worldwide la eligió como una de las estudiantes de publicidad más destacadas del mundo, y le abrió las puertas de una agencia de la red para continuar su crecimiento profesional. Hoy te traemos nuestra charla con ella, una semana antes del cierre de la nueva edición del concurso (click acá para participar).


Valeria Moreno, la representante latina entre las ganadoras de la beca HLR 2017. (Foto: gentileza VM)

 
POR SAULO PIRES
Redactor especializado en multimedia

 
En 1908 no existían aún los hashtags que demandaran equidad laboral entre hombre y mujeres. De haberlos habido, la práctica de escribir y reescribir varios hasta dar con el indicado hubiera sido la misma tarea redactoril de hoy en día. Y en ese caso, Helen Lansdowne Resor seguramente la hubiera cumplido con creces.

Quien fuera la primera mujer en ser contratada como redactora publicitaria en J. Walter Thompson, rompiendo la monotonía en un ambiente hasta entonces cien por ciento masculino, se volvería una inspiración para las que seguirían sus pasos desde 1908 hasta hoy. ¿Qué mejor su nombre para la beca que busca combatir la falta de liderazgo creativo femenino en la industria publicitaria? Una que le entrega a sus cinco estudiantes ganadoras una ayuda económica de hasta 10.000 dólares, una pasantía rentada en una oficina de la agencia y la posibilidad de un contrato al terminar su carrera.

En la edición de 2017, una de las elegidas por su perfil y trabajos realizados fue Valeria Moreno, con quien PB habló para conocer de la presión de participar, las oportunidades al ganar y sus consejos para las estudiantes que planeen seguir sus pasos y los de Helen Lansdowne Resor hasta dar los suyos propios.

—Por empezar, ¿cómo fue que te interesaste en la creatividad publicitaria como posible carrera?
—Desde muy pequeña he estado interesada por el mundo creativo. He explorado distintas áreas del diseño y las artes: pintura, teatro, danza, fotografía, diseño industrial y cine, donde encontré la dirección de arte. Quería ser esa persona encargada de construir y crear los espacios que cuentan las historias que vemos en nuestras pantallas. Al no existir una escuela que ofreciera como tal esta carrera, empecé a explorar otras posibilidades y llegué a Miami Ad School, en donde encontré el mundo tan extenso e increíble de la creatividad publicitaria.

—¿En qué estabas cuando te enteraste de esta beca?
—A principios de abril estaba de intercambio en Miami Ad School Nueva York y haciendo un internship justamente en JWT NY. En mis ratos libres me gustaba investigar sobre los trabajos y la historia de la agencia: así fue como un día encontré la convocatoria. En ese momento faltaba poco para el cierre de la convocatoria y yo no me sentía tan preparada para participar. Dudé en hacerlo, pero pensé que si a finales de las clases me sentía lista, lo haría.


Helen Lansdowne Resor fue la primera mujer en ser contratada como redactora publicitaria. (Foto: gentileza JWT)

—¿Y conociste la historia de Helen Lansdowne Resor cuando hiciste esa investigación?
—La conocía, y me parece increíble que haya una beca honrando su legado. Helen no sólo fue la primera mujer redactora en la industria publicitaria, sino también parte del movimiento sufragista. Me identifico con ella porque además de dedicarme al mundo de la creatividad, soy feminista y busco que mi trabajo tenga un impacto positivo en cuanto a la representación y la percepción de las mujeres en el mundo.

—¿Qué ideas elegiste mandar al final para particiar?
—Elegí las que más me gustan y me representan. Doodling Awerenes es una campaña para Google que busca usar los doodles como herramienta para generar conciencia de las diferentes enfermedades que hay en el mundo.

Otra es una pieza que hice con mi equipo de Río de Janeiro, Nivea Soccer Sunscreen: es una campaña de protectores solares con los colores de los equipos de la liga brasileña para fomentar el cuidado de la piel durante los partidos y prevenir enfermedades como el cáncer de piel. The Fake Number la hice con mi amiga Joana de Portugal, es una campaña para concientizar sobre el acoso sexual en los espacios nocturnos, y también con ella hice una de mis piezas favoritas. Y por último The Human Beat Party , una pieza sobre celebrar la diversidad del mundo mediante una música hecha con el ADN de las personas.

—¿Y qué pasó desde ese día de envío hasta que te escribieron de JWT?
—Fue muy caótico. Envié mi aplicación el último día y ya no entró en el sistema, así que conseguí el correo de alguien de la iniciativa y adjunté todos los requisitos junto con una captura de pantalla de que su sistema estaba fallando. A los pocos días me escribieron diciéndome que mi aplicación había sido válida y que me deseaban suerte. La verdad es que no sabía qué esperar. Estaba muy contenta con mis piezas, pero sobre todo con la carta que escribí, y con la que un muy querido maestro me había hecho. Creo que reflejaron bien de donde venía y las intenciones que tenía.


“Nivea Sun Screen”, otra de las ideas con las que Valeria impresionó en la convocatoria mundial de JWT.

—¿Cómo resumirías todo lo que viviste y aprendiste en la agencia de México?
—Fue un paso que debía tomar para llegar hasta donde estoy hoy. Aprendí mucho de mí misma y de las cosas que quiero lograr en este medio. Me hizo dar cuenta de algunas cosas que creo que pueden mejorar en la industria, como la inclusión y la equidad de género. Después de mi estancia en JWT decidí crear mi propio colectivo, Dear Sisters, junto con mi hermana, que es guionista, y una amiga que es directora. Conceptualizamos, escribimos, producimos y dirigimos contenidos audiovisuales con perspectiva de género. Creemos en las mujeres frente y detrás de cámara para una representación más incluyente.

—Con todo lo que estas iniciativas pueden lograr, ¿te gustaría que otras siguieran sus pasos?
—Me encantaría. La verdad es que para mí fue una experiencia de aprendizaje, pero sobre todo de demostrarme a mí misma mi capacidad. Definitivamente me ayudó a creer más en mí y me motivó a desarrollar mis proyectos actuales. Creo que aún falta no sólo incluir a más mujeres, sino escucharlas e integrarlas bien en los equipos creativos. Cuanta más diversidad haya, mayor el alcance del mensaje.

—¿Por qué todas las creativas jóvenes deberían participar en esta edición 2018?
—Hay muy pocas mujeres en la industria, no sólo en México, sino en todo el mundo. Es importante que, para que tengamos una mejor representación en los diversos medios de comunicación, haya más mujeres contando sus historias, sus formas de ver la vida, su manera de entender las cosas.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *