Serie What’s on, de Cannes Lions: cuando la tecnología se encuentra con el storytelling

(INTERNACIONAL) – ¿De qué se habla exactamente cuando se habla de storytelling? André Salvador hace un veloz acercamiento a una de las palabras en inglés que más se pronuncia en los últimos tiempos en las agencias de publicidad de habla hispana.

COMENTARIO: Esta nota responde a una de las diez preguntas retóricas que Cannes Lions se hizo este año en la sección What’s on: concretamente, a la pregunta How can modern technologies improve the art of storytelling?


Salvador recuerda que uno de los casos más famosos de la fusión entre la tecnología con el storytelling es “Black Mirror Bandersnatch”, la primera creación interactiva de Netflix.

 
TEXTO POR ANDRÉ SALVADOR
Redactor especializado en nuevos lenguajes e innovación

 

 
Una de las palabras que más hemos escuchado en los últimos años es storytelling. De pronto, las marcas y las agencias entendieron que el negocio no sólo va de comunicar productos, servicios y promociones, sino de contar historias, conectando con los consumidores de una manera distinta a la publicidad tradicional.
Y de pronto, el storytelling cobró vida en formatos nuevos y frescos: documentales, videoclips, cortometrajes, videojuegos, obras de teatro e incluso series o películas. Algo que hace algunos años hubiera sido imposible de imaginar, cuando la publicidad era sólo televisión, gráfica y radio. El famoso storytelling tiene una interesante observación detrás, y es que hoy en día la publicidad no compite sólo contra la publicidad de la competencia, sino contra todo aquello que les quita atención a las personas: imágenes del agujero negro, spoilers de Avengers, memes de Game of Thrones, tweets de Trump, divorcios de famosos, etcétera.


El trailer oficial de “Black Mirror Bandersnatch”: para Salvador, un cruce perfecto entre tecnología y storytelling.

 
Desde siempre, la tecnología ha sido una herramienta para ayudar a la publicidad a evolucionar. Y lo mismo está haciendo ahora mismo con el storytelling. Uno de los casos más famosos de la fusión entre la tecnología con el storytelling es Black Mirror Bandersnatch, la primera creación interactiva de Netflix. En Bandersnatch la audiencia toma decisiones que afectan la trama de la película. Estas decisiones dan lugar, entre numerosas combinaciones, a cinco posibles finales distintos. La película por tanto tiene una duración entre 45 y 120 minutos de duración.
Mientras muchos creen que la tecnología mata el storytelling, otros piensan queen realidad el storytelling se nutre de la tecnología. De su buen uso, claro. Porque la tecnología puede también ser un enemigo, pero hoy las marcas y las agencias que buscan crear buenas historias encuentran en la tecnología un aliado, que pueda ayudar a crear historias únicas, hechas a medida para cada espectador.
 
 

Categorías: Branding

Artículo etiquetado como: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *