Cinco duplas de Argentina fueron destacadas en Young Lions Live Award 2020

(INTERNACIONAL) – El ya tradicional concurso se realizó nuevamente este año, sólo necesitando pequeñas modificaciones para cumplir su objetivo: buscar a los mejores creativos jóvenes del mundo. Luego de muchos días se liberó el listado con las ideas que el jurado había elegido como las mejores, y nuestro país estuvo representado por aquellas de Ticiana Mancini y Alvaro Salazar, de Gut Buenos Aires; Manuel Scher y Edwin Bowen de Brother Buenos Aires; Matías Cony y Jonathan Cerna de Don; Octavio Ramos y Julián Pacheco de OX Córdoba; y Franco Canoba y Cristian Perez Ramirez de Brother At Home. ¡Seguí leyendo para escuchar sobre su experiencia y el momento en que se enteraron de la noticia.


 

Con un Cannes Lions primero pospuesto y luego cancelado hasta dentro de doce meses, sin que nadie pueda viajar hasta Francia y conocer sus playas, o infiltrarse en algunas de las fiestas exclusivas que las redes organizan durante la semana del festival, ¿verdaderamente valía la pena realizar una edición online de Young Lions? La respuesta es un sí mayúsculo, ya que el foco no es ese. Nadie va a negar que es un lindo agregado a la experiencia, pero lo más importante es que los creativos dando sus primeros pasos puedan demostrar de qué son capaces, de que las ligas mayores tomen nota de ellos y de disipar las dudas de que van por buen camino. Y eso no lo puede detener ningún virus.

Es por eso que a principio de junio se lanzó abrió la convocatoria mundial de Young Lions Live Award, una edición especial del concurso donde todos los equipos del mundo competían entre sí (en lugar de la selección previa que hace la organización creativa de cada país usualmente) siguiendo el mismo brief del Programa Mundial de Alimentos de la ONU. Los participantes tenían diez días para crear una idea contada en un video caso de minuto y medio, que luego sería evaluado por un jurado internacional increíble entre cuyos integrantes estaban Domenico Massareto, Maxi Itzkoff, Pancho Cassis, Pedro Prado, Sandra Bold y Tomás Ostiglia, entre otros. El premio estaba cantado: un pase a Cannes Lions 2021 para vivir lo que este año no se pudo.

Desde 71 países distintos, 928 trabajos fueron enviados con la esperanza de quedarse con ese premio. Más específicamente, Argentina contó con 51 duplas participantes, convirtiéndose así en el el tercer país con más inscripciones. Y si bien el primer puesto (anunciado vía streaming en el último día de Lions Live) fue para Daniel Azar y Hendrik van Amstel, de Havas Alemania, las ideas argentinas pisaron fuerte y fueron parte de la carrera final. Diez creativos de distintos lugares del país; algunos jóvenes profesionales, algunos estudiantes, fueron los que se enteraron que su esfuerzo había valido totalmente la pena y que aunque no estén caminando por Cannes en este momento, todo apunta a que es muy posible en el futuro.

TICIANA MANCINI Y ÁLVARO SALAZAR – GUT BUENOS AIRES – 3º PUESTO

AS: «wachooo bien ahí ese podio». Eso decía el mensaje que me mandó un amigo el viernes y que no entendí para nada, hasta que me mandó un pdf con un leoncito en la esquina y me di cuenta que nos quedamos con el tercer puesto en el Young Lions. ¡Una locura! A diferencia de otros años nos tomamos muy tranquilos la competencia. Sabíamos que las probabilidades eran super bajas al no tener filtro local ni categorías, pero tratamos de usar eso a nuestro favor ya que no teníamos la presión de adaptar la idea a un formato específico, sino bajarla en el medio para el que funcione mejor. Creíamos que al pensar una problemática que nos compete a todos, era clave buscar una manera interesante y simple de visibilizarlo y que a la vez te plantee una solución que pudiera sostenerse en el tiempo.
TM: Hoy todavía no puedo creer que estamos en el podio mundial de Young Lions. La verdad es que participamos más para tener una experiencia como dupla nueva que somos, ya que arrancamos trabajar juntos por hace tres meses y sólo por videollamada, pero jamás nos imaginamos que este sería el resultado. Sobre todo porque esta vez era dificilísimo al ser competencia directamente global con inscripciones gratuitas. Asumimos que iba a haber muchísima gente participando y se veía casi imposible. Así que nos pusimos a trabajar más por el proceso que por el resultado. Laburamos a full sábado y domingo porque en la semana en paralelo con el día a día en la agencia no te queda resto. Llegamos con el tiempo justo a subir el trabajo. Fueron cuarenta y ocho horas de nervios, dudas y stress pero que nos sirvieron mucho para afianzarnos como dupla. Eso es lo mejor de todo, que ya estábamos contentos con cómo habíamos atravesado el proceso. ¡ Y me enteré que habíamos ganado con una broma de Alvi! Me llamó diciéndome que había pasado algo terrible, y cuando finalmente me puse super nerviosa me dijo que la noticia era que habíamos ganado un león de bronce en Young Lions! Lo amé y odié al mismo tiempo. Me acuerdo y todavía no lo puedo creer.

EDWIN BOWEN Y MANUEL SCHER – BROTHER BUENOS AIRES – HIGHLY COMMENDED

MS: Para nosotros fue todo muy raro porque nos «conocimos» por Zoom cursando hace 3 meses. Nunca nos vimos en persona. Por eso nos sorprendió el doble cuando nos enteramos. La idea surgió de una manera rara. En las dos semanas que tuvimos desde que salió el brief fuimos y venimos entre varias, descartando las más flojitas. El último jueves antes de la fecha de cierre del concurso, tuvimos clase y llevábamos una sola idea para charlar con nuestro profesor Darío Ventura, pero queríamos mínimo presentarle dos, como para tener un back up. Así que media hora antes de la clase nos pusimos a pimponear y buscar más insights hasta que encontramos un dato que decía que el desperdicio de alimento acumulado de todo el mundo generaba más CO2 que casi todos los países excepto China y Estados Unidos. Inmediatamente hicimos la conexión con las elecciones de Estados Unidos de este año. Contamos la punta y nos dijeron que había algo interesante, entonces le dimos para adelante. Viernes y sábado estuvimos a mil produciendo, incluyendo locutor pago, y el sábado a la noche lo mandamos.
EB: En cuanto a cómo nos enteramos nos pasó que pensamos que el 24 de junio desde Cannes mandaban un mail a todos los ganadores, incluyendo a los del shortlist. Entonces nos relajamos cuando no llegó nada. Sobre todo teniendo en cuenta que era un brief abierto para jóvenes profesionales y no profesionales de todo el mundo; nosotros que arrancamos a estudiar hace tres meses y ni nos conocemos en persona teníamos pocas ilusiones. Una vez que anunciaron al ganador, de curioso abrí la lista de finalistas. Vi que los chicos de Gut habían quedado terceros y entonces me puse a mirar todos los argentinos que había. Vi que estaban los equipos de Don, de Brother Cordoba y casi sin darme cuenta vi mi nombre entre los Highly Commended. Inmediatamente se lo mandé a mi dupla y durante el viernes estuvimos todo el día sin entender nada. Por lo menos para mí, recién el sábado empecé a caer. Estamos muy contentos por el reconocimiento y por como quedó el caso. Y la verdad nos divertimos un montón pensando la idea y usando a Trump para algo positivo.

JONATHAN CERNA Y MATÍAS CONY – DON – SHORTLIST

JC: Después de tener una semana un poco intensa en la agencia el sábado por la mañana nos pusimos a pensar y empezamos a plantar por la tarde. El domingo a mediodía ya teníamos casi todo listo, pero no nos poníamos de acuerdo en detalles del video caso. Después de mucho tire y afloje nos pusimos de acuerdo y lo terminamos enviando ya entrada la noche. Era un brief con todos los ingredientes para que aparezcan muy buenas, y sobre todo que puedan generar un impacto positivo. Por todo esto y al ser un un concurso a nivel mundial sentí que era un reto extra que a su vez generaba más presión. Cuando me enteré que nuestra idea quedó en shortlist no lo podía creer. Un amigo me envió el link y cuando lo ví me puse feliz. Estoy muy contento con nuestro desempeño y cómo resolvimos todo, creo que fue una linda experiencia y que al final nos sirve como aprendizaje.
MC: Siempre que hay una oportunidad quiero participar. Sirve para aprovechar, pensar y buscar algo que entusiasme. Creo que nos fue bien por qué lo hicimos a conciencia, con una idea simple pero que la debatimos. Y bueno, haber quedado en shortlist fue una linda noticia. Entre tantos participantes de todo el mundo está buenísimo y además nos muestra que estamos pensando bien.

JULIÁN PACHECO Y OCTAVIO RAMOS – OX COMUNICACIÓN CÓRDOBA – SHORTLIST

JP: Siempre tuvimos una especie de fanatismo por participar en concursos y festivales. Desde el primer año que fuimos compañeros de facultad venimos formando equipos para competir, pero nunca en uno de esta magnitud. El trabajo se nos hizo mucho más complicado de lo normal en este contexto de cuarentena sin fin, pero el hecho de ya conocer la forma en que funcionamos individual y grupalmente nos ayudó mucho. De esta manera logramos llegar a un concepto que nos gustó mucho y pudimos aplicarlo a una campaña integral. Sabíamos que en este concurso íbamos a competir con grandes ideas provenientes de muchos países, pero como dicen, la esperanza es lo último que se pierde. Creo que eran las tres de la tarde cuando encontré la shortlist. Lo primero que vi fue el título de nuestra campaña. No podía creer. Actualice varias veces la página para ver si seguía estando nuestro nombre ahí. Y efectivamente, habíamos quedado ahí.
OR: Esta fue nuestra primera experiencia en Cannes con Juli. Nos enteramos del Young Lions a cinco días de la fecha límite en una publicación de Instagram. Fue muy grande el desafío, porque ambos laburábamos hasta las cinco de la tarde y solo teníamos la videollamada como opción. Recién para el jueves llegamos a un concepto e idea clara y corriendo un poco con los tiempos, pudimos subir la pieza a las tres minutos del cierre de inscripciones. Nos teníamos poca fe por la magnitud del evento, pero sin perder las esperanzas de lograr una mención, nos clavamos desde temprano a ver la transmisión. Ya medio desilusionados por el formato y el anuncio de un solo ganador, todo nuestro entusiasmo quedó en un “por lo menos lo intentamos”. Horas después, inconformes con el resultado, recibo la llamada de Juli con la noticia. Fue una locura ver nuestro trabajo en la lista de ese leoncito que soñamos en un futuro conseguir.

FRANCO CANOBA Y CRISTIAN PÉREZ RAMÍREZ – BROTHER AT HOME – SHORTLIST

FC: Las sensaciones haber quedado finalista en Young Lions son una mezcla muy grande entre alegría y confusión. Alegría porque al ver nuestro nombre ahí pensé “mierda, hicimos algo bien”, y confusión porque se armó un lindo revuelo casi al toque de que publicaron el shortlist. El brief fue interesante, una problemática súper amplia y compleja, pero con la ventaja de que podías pensar ideas desde un montón de lugares diferentes. La confusión también era porque consideraba que nuestra idea era muy chiquita, algo muy puntual. Partíamos de un insight que nos encantó, pero nunca creímos tener chances de nada. La verdad participamos por iniciativa de los profesores de Brother pero entendíamos el nivel de Cannes y de los creativos que participan. Con Cristian somos dupla hace menos de dos meses; nos conocimos en cuarentena por el curso pero vivimos a diez mil kilómetros de distancia y tenemos muy poco rodaje trabajando juntos. Todavía tengo anotado en la pizarra de mi escritorio la palabra “Enojo”, que escribí el día que enviamos una idea todavía no me terminaba de convencer, y me daba bronca que no apareciera algo mejor. Ahora la veo y me río un poco.
CPR:Tanto mi dupla como yo estudiamos en Brother At Home donde nos dieron a conocer el brief del concurso de Young Lions. En cuanto lo leí me pareció una gran iniciativa en la que aportar nuestro granito de arena. Teníamos muchas ganas de dar el máximo de nosotros, aunque fue un gran reto. Teníamos que compaginar trabajo y formación con el concurso. Por si fuese poco, a esto le sumamos que estamos en diferentes continentes con cinco horas de diferencia, aunque ha sido todo un aprendizaje que sin conocernos hayamos conectado tan bien tanto profesional como personalmente. Durante el proceso creativo tuvimos altibajos, pero siempre con una actitud motivadora. Éramos conscientes de la dificultad y del gran nivel que envuelve el festival. El peor momento fue cuando nos dio error al exportar el video. Pensábamos que no íbamos a poder entregar lo que tanto nos había costado. Drama de todo creativo. Una vez enviado, perdimos el optimismo hasta el día que comunicaron la shortlist. Cuando Franco me comunico que estábamos dentro, me quede tan impactado que no supe reaccionar, y en cuanto llegaron las felicitaciones fui asimilando la realidad. Estoy enormemente feliz de llegar hasta donde hemos llegado, y cómo no, con muchísimas ganas de seguir aprendiendo y creciendo como profesionales de la creatividad.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *