Negri y Lema: «40 millones de personas vieron nuestras ideas»

(ARGENTINA) – Hetu Negri y Gus Lema —director de arte y redactor publicitario respectivamente— fueron los creativos detrás de los comerciales Cartera y Festejo, del ex candidato a presidente Ricardo Alfonsín en las elecciones presidenciales de octubre. En esta nota los dos narran, en una curiosa tercera persona, cómo fue que se conocieron estudiando en la Universidad Católica Argentina (UCA) y cómo su paso por la escuela Brother de creativos les abrió las puertas para trabajar en su actual agencia: Octubre7.


En la primera foto, que ellos llamaron «Dupla Cartoon», Hetu Negri a la izquierda y Gus Lema a la derecha; en la otra, bautizada «Dupla Dura», en el orden inverso.

Texto y fotos: Hetu Negri y Gus Lema

 
Ellos son Hetu Negri y Gus Lema. Podrían definirse como una dupla de creativos en ascenso, pero ellos prefieren decir que son dos amigos antes que compañeros de trabajo.

Se conocieron estudiando publicidad en la UCA. Hetu se sentaba adelante en la clase; Gus, atrás. Así de diferentes son. Completamente opuestos. Pero siempre quisieron ser creativos publicitarios.

“Ya amigos, nuestra profesora de creatividad nos pidió que eligiéramos un compañero para hacer un trabajo como dupla —comenta Hetu—. Ahí fue cuando me acordé de que Gus hacía buenos chistes y le propuse ser mi dupla. A partir de entonces, fuimos inseparables».

 
AMOR A PRIMER BRIEF

“Me acuerdo de que terminamos de cursar en la Universidad y justo cuando yo estaba a punto de entrar en una empresa de belleza como ejecutivo de cuentas para ganar unos pesos, recibí una llamada”, dice Gus. Esa llamada era la de Hetu, que había conseguido una entrevista en Quadro Comunicación para hacer un training como creativos.

En 2009, el contexto de recesión mundial no era nada alentador para la publicidad, pero ellos, a pesar de vivir una difícil bienvenida al mundo laboral, siguieron con su deseo mirando siempre para adelante.

De día eran creativos de brief y durante la noche, creativos para conquistar el mundo en Brother Buenos Aires. Curso que ya tenían planeado hacer juntos sin saber que coincidiría con la experiencia de trabajar en la primera agencia.

 
UNA DOBLE EXPERIENCIA DE INCALCULABLE VALOR

Gus, todavía rindiendo finales de la Universidad, llegó a niveles de estrés insospechados, pero bien disimulados. Hetu, ya recibido, empezaba a pensar en dejarse el pelo largo. “Fue un tiempo hermoso —dicen al mismo tiempo—. Conocimos personas increíbles. Muchos de ellos hoy son nuestros amigos”.

“Luego de siete meses en Quadro nos fuimos: sentíamos que era el momento de buscar otro camino.” Por esas cosas de la vida, en la agencia Octubre7 de Carlos Baccetti, por ese entonces llamada In The Lap of The Gods, buscaban un redactor. De la agencia les preguntaron a dos profesores de Brother si conocían alguno. Contestaron que no, pero que conocían una dupla que andaba bien. Así fue cómo a los 22 años llegaron a tener una entrevista con quien fuera parte de la dupla más reconocida y admirada por ellos. Ya materializado y lejos de ser una ilusión óptica, Carlitos les preguntó en la cara: “¿Son buenos?”. Hetu contestó con un apurado y nervioso “sí” y Gus levantó los hombros, totalmente avergonzado, sin saber qué decir.

Lejos quedó ese momento. Al menos en la percepción que se tiene del tiempo en esta profesión. Hoy trabajan juntos en Octubre7. Hetu como director de arte y Gus como redactor. Recientemente fueron responsables de algunos spots de la campaña presidencial de Ricardo Alfonsín. Chan.

Hetu no es partidario de la UCR, y Gus había jurado no trabajar jamás en política. “La verdad es que la idea de trabajar para una campaña política al principio no nos gustó. Podríamos habernos negado, pero después caímos en la cuenta de que consistía en pensar ideas para que las vieran 40 millones de personas. Interesante, ¿no?”.


Los comerciales «Cartera» y «Festejo».

Y así fue: más que interesantes fueron las repercusiones que tuvieron los spots Cartera y Festejo. Algo que jamás habían imaginado. “Una campaña política es muy distinta a una campaña publicitaria desde el punto de vista moral —reflexionan—. En publicidad, persuadís a personas de consumir un producto. Si no les gusta, no lo compran nunca más. En política, intentás convencer a un argentino acerca de cuál es la mejor opción para el futuro del país. Pero si no funciona, ese argentino tendrá que vivir con ese producto cuatro años. Es otra responsabilidad”. Construyen con un concierto de reflexiones que se tapan unas a otras armando una opinión unificada. Como ellos.

 
CONTINUARÁ

Este fue sólo el comienzo de su historia. Mientras tanto, ellos siguen creyendo que hacer amigos es más importante que hacer contactos, que la humildad le gana al ego, que Lanús y Boca son amargos (Hetu es de Banfield y Gus, de River) y que cualquier persona, si se esfuerza y está convencida de que puede, va a poder.

5 replies »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *