«Sos lo que hacés»: cómo es el Summer School en Brother Montevideo

(URUGUAY) – Brother es una de esas escuelas en las que no importa el país, importan las personas. Ya sea en Buenos Aires, Caracas o, como en el caso de hoy, Montevideo, podés ver una constancia, una esencia que se repite acá y allá y allá y acá. En esta nota te mostramos el Summer School 2015 en la sede uruguaya, contada por una de sus alumnas: Tati Villa Mattos. Una nota desde el país hermano, y desde Brother: sabemos que la vas a disfrutar (*).

Brother Montevideo - Summer School 2015
Alumnos del Summer School 2015, que se está realizando en la sede uruguaya de Brother.

 
REDACCIÓN POR TATI VILLA MATTOS
Estudiante en Brother Montevideo, generación 2014. Actual alumna Summer School.
(Fotos: Cortesía Brother Montevideo)

 
«Hola, ¿como están?, ¿vieron esto?» fueron las primeras palabras que escuché mi primer día en Brother, nada más alejado de mis anteriores experiencias educativas. Me di cuenta en ese instante que ese era mi lugar y el de tanta otra gente, que si bien era muy distinta a mi, sentí que algo nos unía, aunque en ese momento no podía darme cuenta qué era. No sabía muy bien por qué estaba ahí, pero tenía claro que quería aprender más de todo lo que estaba viendo. ¿Acaso sólo yo no entendía qué era un concepto creativo? ¿o un insight?. 

Los talleres fueron pasando y con ellos empecé a entender que la publicidad no era solo lo que yo veía en la tele o en las revistas, que había un mundo gigante por descubrir y que yo ya estaba camino a eso. Digitalería, Producción Audiovisual, Narración Creativa, Dirección de Arte y Out of the Box, cinco talleres que cambiaron por completo la idea que tenía de la publicidad. Al fin de cuentas no era solo cuestión de haber nacido con el don de el «ser creativo». 

Todos somos creativos, la cuestión está en desarrollarlo en su máximo exponencial. En el mundo digital está la publicidad del futuro, un video viral comunica lo que queramos y puede llegar a la otra parte del mundo en cuestión de segundos. La industria audiovisual crece a pasos agigantados. Las marcas tienen que dejar de hablar de ellas mismas y empezar a pensar en lo que la gente realmente necesita. Es necesario poner en palabras lo que nuestro cerebro está pensando y para eso es fundamental una buena redacción. La tipografía que elegimos para cualquier pieza habla de la idea en sí misma, al igual que las imágenes o las ilustraciones que usemos. En definitiva: la publicidad no es cuestión de vestirse raro y hablar “spanglish” de cosas voladas, es necesario entender, aprender y mantenerse actualizado constantemente.  

Brother me dejó una de las mejores experiencias de mi vida; puede sonar exagerado pero es así. En la escuela aprendí a trabajar en equipo, a escuchar más, a sacar lo mejor de mi, a respetar las ideas de los demás y a buscar la mejor resolución entre todos porque somos un equipo, somos «Brothers».  Fue así que al terminar mis cursos entendí que lo que me unía a esa otra gente eran las ganas de hacer, de producir nuestras ideas y de no dejarlas morir, porque al final del día “sos lo que hacés”.

Brother Montevideo -- Summer School 2015
«Aprendí a trabajar en equipo, a escuchar más, a sacar lo mejor de mi», dice Tati.

 
(*) Como yapa, también podés ver la carpeta de Tati, para ver qué cosas se pueden lograr cuando aprendés y hacés cosas entre «Brothers».

 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.