Julieta Troncoso y Maggie Ivulic: «Má, tengo una entrega de premios»

(ARGENTINA) – PRIMER BRIEF se reunió con María Julieta Troncoso y Magdalena Ivulic, las estudiantes de la Universidad Católica Argentina que hace unos días ganaron el primer premio en la novena edición de Proyectando Valores, que otorga la Cámara Argentina de Anunciantes. En la charla, ambas hablaron de su carrera, del trabajo ganador y de su sorpresa al saberse premiadas. Y hasta dieron la clave secreta de su éxito.


Magdalena y Julieta, ganadoras de la última edición de Proyectando Valores 2011.

 
POR MAXI ARIAS
De la redacción de PB
(Fotos MA)

 
En un coqueto café del barrio porteño de Palermo, María Julieta Troncoso (21) y Magdalena Ivulic (22) charlan mientras esperan al enviado de PRIMER BRIEF. Si bien son compañeras del 4° año de la Licenciatura en Comunicación Publicitaria e Institucional que dicta la Universidad Católica Argentina (UCA), ambas conversan de sus vidas lágrima mediante. Y no es que estén llorando, sino que tienen mucho por celebrar, ya que el pasado 9 de noviembre se alzaron con el primer premio en el concurso Proyectando Valores, que organiza la Cámara Argentina de Anunciantes, que como todos los años pidió a los alumnos de diversas instituciones educativas un ensayo que tratara sobre la responsabilidad social por parte de anunciantes y programas de televisión.

Cuando se les pregunta a Julieta y a Magda quién fue el cerebro detrás del trabajo ganador ambas responden con humildad y casi al unísono: “Lo escribimos entre las dos”. Magdalena, además, agrega: “La mayor parte de la bibliografía es la que usamos en la Facultad en la materia de ética que dicta Mariano Ure. Él nos contó acerca del concurso. Incluso otro de los libros que usamos era de María Teresa de Riccitelli, que es la directora de nuestra carrera” y de paso agradece a sus profesores, quienes en todo momento las guiaron para lograr un trabajo de excelencia. “Si bien sabíamos que lo iba a juzgar gente profesional en el tema, queríamos también que cualquier persona que no supiera las teorías básicas de comunicación pudiera entenderlo sin más” destaca Magdalena, también conocida como Maggie por sus amistades.

Este año, además del premio que otorgó $7000 en efectivo, hubo un reloj de alta gama obsequiado por uno de los patrocinadores del evento: Atacama. “El reloj se lo di directamente a mi madre, que a ella le gustan” dice Maggie, mientras Julieta cuenta: “No soy de usar reloj, pero mucho menos porque ayer (por el miércoles 30/11) entraron a robar en donde trabajo y se llevaron todo de todos”. Con respecto al premio en metálico ambas lo tienen bien guardado para un objetivo parecido: mientras Julieta ya está preparándose para viajar a Nueva York, Maggie explica que planea irse a Uruguay, en plan cien por ciento gasolero. «¡Me sobra con el premio!», cierra entre risas.

Con respecto a la repercusión del premio, describen que tuvieron entrevistas en distintos medios radiales y gráficos: “Ya salimos en notas por todos lados, en La Prensa e incluso en La Nación”, y que próximamente también serán entrevistadas en un canal de televisión. Preguntan por PRIMER BRIEF y se sorprenden cuando les contamos que es una publicación para estudiantes y de todos los eventos que realizamos, mientras Lila Magdalena, representante de la CAA y quien las contactó con nuestra redacción, recuerda lo difícil que fue concertar el encuentro vía email. A modo de broma, Maggie le responde: “Para contactarse conmigo, el diálogo directo es con Julieta, mi mánager”, y ésta le da la razón: “Yo soy la agente de prensa de Maggie” (risas).

Hablando ya de lleno sobre el trabajo ganador, declaran: “El primer párrafo era el más importante: el gancho, la carta de presentación”. Al mismo tiempo reconocen que no le dedicaron el tiempo deseado, porque las dos trabajan y estudian. «Cada noche aportábamos algo nuevo”, recuerdan. Julieta agrega: «Un par de días antes de la premiación anuncié en casa: ‘Má, tengo una entrega de premios’. Su compañera agrega: “No le habíamos contado a nadie que habíamos entregado el ensayo, a modo de buena energía. ¡Y nos sirvió! Así que si querés que algo se cumpla, no lo cuentes”. Habrá que hacerle caso, puesto que para ellas el premio fue una sorpresa: “Mientras iban entregando los premios leían una parte del ensayo. Como hacía unos cuatro meses que lo habíamos presentado, no nos dimos cuenta de que era el nuestro hasta que nos nombraron”.

Como cierre, las dos repiten las palabras de agradecimiento para sus profesores y para la UCA, donde estudiaron estos últimos cuatro años: “Nos sentimos muy contentos en la UCA. En nuestra carrera vimos un poco de todo: cine, redacción, publicidad, literatura, gramática, herramientas gráficas, estudio de radio, historia… Para nosotros, la comunicación no es sólo lo técnico”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *